Rastreator

¿No lo tienes claro? Ver todos

OPEL

OPEL

Grandland X

MODELO
Rastreator Rastreator

Bienvenida de nuevo, emoción.

Ficha Técnica

Combustible

Diésel, Gasolina

Cambio

Automático, Manual

Consumo

4,3 - 5,7 l/100Km

Puertas

5

Potencia

130 - 180 CV

Plazas

5

Tracción

Tracción delantera

Fotos y vídeos
Catálogo (1.76MB)

Descubre todos los detalles del OPEL Grandland X

El Opel Grandland X es un SUV ideal para el mundo empresarial y familiar. Su gran espacio interior y

El segmento de los SUV es uno de los que más competencia tiene y cada marca lanza sus apuestas con el objetivo de conquistar la mayor cantidad de usuarios. Uno de ellos ha sido el Opel Grandland X, un modelo que ha logrado destacar gracias a una dotación realmente atractiva. Es el más grande de la gama Opel, por lo que está enfocado en la vida familiar y empresarial. Cuenta con un diseño vanguardista y muy tecnológico y se postula como el compañero ideal para las aventuras en grupo.

Motores y versiones

El Opel Grandland X es un SUV compacto de cinco puertas. En cuanto a la motorización, ofrece tres opciones: uno de gasolina y dos de diésel. El primero es un 1.2 Turbo PureTech con una potencia de 130 CV y los de diésel son un 1.6 BlueHDI de 120 CV de potencia y un 2.0 BlueHDI de 180 CV. Cuenta con cuatro versiones: Selective, Selective Pro, Design Line y Ultimate.

Selective


Llantas de aleación de 17" Climatizador electrónico digital bizona Detector de señales de tráfico

Selective Pro


Llantas de aleación de 17" Ventanas laterales posteriores y luna trasera ahumada Encendido automático de luces con detección de túneles

Design Line


Llantas de Aleación 18" Cámara de visión trasera Ventanas laterales posteriores y luna trasera ahumada

Ultimate


Llantas de Aleación de 19" Pedal deportivo de aleación Luces de conducción diurna y pilotos intermitentes tipo LED

Al volante

El Opel Grandland X ofrece una conducción muy eficiente, dinámica y, sobre todo, relajante. Se trata de un coche en el que se le da prioridad al confort de marcha, por ello tiene unas suspensiones blandas. Esto es algo que los conductores agradecen, sobre todo cuando se circula por autovías. Además, es tan cómodo que se siente como si estuvieran en un coche más grande de lo que es. Cuando se mueve en tramos de carreteras secundarias o en zonas de montaña, se nota mucho más la ligereza de las suspensiones y es algo que se percibe en la carrocería. Pero aún así, sigue siendo cómodo y estable. Asimismo, el habitáculo cuenta con una gran insonorización, por lo que no se filtra el ruido del exterior. Por otro lado, los asientos cómodos favorecen aún más la comodidad del viaje.

Exterior

El Opel Grandland X es un coche de aspecto fuerte y resistente. Además, gracias a sus proporciones, tiene una imagen dominante muy llamativa.


Diseño

Su diseño no es tan atrevido como otros, pero aún así es atractivo. Se caracteriza por tener unas líneas más racionales y por la incorporación de unas barras cromadas en forma de ala en la parrilla, las cuales enmarcan el logo de la marca en el frontal. Este modelo también cuenta con el ya conocido pliegue de Opel en el capó. Su estética es completamente la de un SUV, en especial por los pasos de rueda ensanchados. Cuenta con defensas en plástico oscuro y una zaga ligeramente elevada. Este coche llama la atención por contar con unas salidas de escape afiladas cubiertas por embellecedores. Gracias a esto se estiliza mucho más su línea trasera.

Tamaño

En cuanto a las dimensiones, el Opel Grandland X mide 4.477 mm de largo, 1.906 mm de ancho, 1.609 mm de alto y 2.675 mm de distancia entre ejes. La capacidad del maletero, por su parte, es de 514 litros, la cual puede extenderse hasta los 1.652 litros con los asientos abatidos.

Interior

Dentro del Opel Grandland X se percibe un estilo lujoso, con elementos de alta calidad y muy tecnológicos que están destinados a mejorar la experiencia de conducción.


El habitáculo

La marca define este coche como "duro por fuera y suave por dentro". Uno de los elementos más destacados de este modelo son los asientos ergonómicos que, además de ofrecer una máxima comodidad, previenen los dolores de espalda. Se pueden ajustar en seis direcciones dependiendo del gusto del conductor y de forma opcional cuentan con una función de ventilación y calefacción en las plazas delanteras y traseras. El volante también es calefactable para una sensación más agradable. El cuadro de instrumentos es analógico, pero los mandos están dispuestos de una forma bastante funcional. En el centro del salpicadero se encuentra la pantalla de infoentretenimiento, que según la versión puede ser siete u ocho pulgadas. Con ella se pueden manejar todos los elementos de conectividad: desde el navegador y el equipo de audio hasta el móvil y sus funciones. En todo el habitáculo también se han dispuesto varios espacios para depositar objetos. Y entre los asientos se ha colocado un cofre con apoyabrazos en el que se ha incorporado una zona con carga inalámbrica para el móvil.

Conectividad y tecnología

La conectividad se apoya en la pantalla táctil a través de la cual se gestiona el sistema multimedia y el IntelliLink. Ofrece navegación dinámica 3D, mapas y datos, así como introducción del destino por voz. También incluye puerto USB, lector MP3, conexión Bluetooth y función de proyección del móvil con compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto. Además, incluye un sistema de sonido Denon con ocho altavoces y un potente subwoofer. En lo que respecta a las innovaciones, el Opel Grandland X cuenta con faros adaptativos inteligentes AFL LED, que ofrecen un 30% más de luminosidad que los halógenos. Están controlados por una cámara frontal para adaptarse a cada situación y trabajan con cuatro modos diferentes: iluminación para carreteras secundarias, para autopista, para ciudad y una lateral estática para intersecciones.


Acabados

La sensación de calidad general del Opel Grandland X es bastante buena. El interior está recubierto con materiales blandos y plásticos duros de buen tacto como, por ejemplo, en la consola central. El volante, además de ser calefactable, tiene un diámetro correcto y una buena empuñadora. Algunos modelos pueden incluir una tapicería de piel.

Seguridad

Este modelo obtuvo recientemente la calificación máxima de cinco estrellas que otorgan las pruebas de seguridad de la EuroNcap. Es especialmente bueno en aspectos como la protección infantil, la del resto de ocupantes, la del peatón o en las asistencias a la seguridad. Uno de los sistemas más destacados es el control de crucero autorregulable, que mantiene la distancia segura con los demás coches y previene colisiones, además del freno automático con detección de peatones. También incorpora alerta de cambio involuntario de carril, alerta de ángulo muerto e incluso un detector de fatiga para determinar a través de diferentes parámetros el estado físico del conductor. Otro elemento de seguridad incorporado en este modelo es la cámara de visión 360º. Gracias a este sistema, el conductor puede hacer maniobras con total confianza sabiendo que puede ver todo el entorno que le rodea a través de la pantalla.

¿Y qué más?

Para mejorar aún más la experiencia de los conductores, Opel pone a disposición de sus clientes Flexicare, un programa de movilidad todo en uno para asegurar tanto la tranquilidad de las personas como la protección del coche. La compañía ofrece paquetes personalizados para que escojan el más adecuado según sus necesidades: entre los servicios que incluye se encuentra asistencia en carretera, servicio de mantenimiento anual y extensión de la garantía.