close_search_bar

No hemos encontrado coches que coincidan con tu búsqueda

No hemos encontrado coches para tu búsqueda de coches nuevos.
¡Prueba en Km0 o Segunda mano!

No hemos encontrado coches para tu búsqueda de Km0.
¡Prueba en nuevo o Segunda mano!

No hemos encontrado coches para tu búsqueda de 2ª mano.
¡Prueba en nuevo o Km0!

Coches

¿Quiéres comparar y ahorrar en otros productos y servicios con Rastreator?

Ir a Rastreator.com
Mejor coche

Los mejores coches eléctricos

10 Nov 2017

Mejor coche

Elena Sanz

En siete años, el mercado ha pasado de seis modelos a 44. La autonomía y los puntos de recarga, el precio y la variedad son tres aspectos que condicionan las ventas de los coches eléctrico. A su favor tienen las ayudas estatales para la compra y la instalación de infraestructura

Echando la vista atrás, en 2010, oficialmente, había seis coches eléctricos en el mercado español. Actualmente, en 2017, el conductor puede encontrar hasta 44 vehículos de este tipo entre modelos y versiones. Bien es cierto que el ritmo de crecimiento en el apartado tecnológico y en el de implantación está siendo lento, pero, poco a poco, los usuarios se plantean la posibilidad de comprar un coche eléctrico o cualquiera impulsado por energías alternativas. Lo hacen motivados, sobre todo, por la cada día más restrictiva legislación anticontaminación y por el ahorro en combustible. Por ello, hemos seleccionado y analizado nueve de los mejores eléctricos del mercado.

Tres factores

Cuando alguien se plantea comprar un coche, son muchos los factores que influyen y que, obviamente, evalúa y puntúa. En el caso de los coches eléctricos existen tres aspectos que pueden condicionar la operación y que, eso sí, están en pleno proceso de mejora.

Autonomía y puntos de recarga

El principal miedo del conductor que se plantea adquirir un vehículo de este tipo es la distancia que la batería le va a permitir recorrer. O lo que es lo mismo: la autonomía, sobre todo cuando se planea un viaje largo. Al hilo de esto, no hay que pasar por alto la infraestructura de puntos de recarga ya que es un factor que, de momento, condiciona la planificación de un recorrido para evitar que el coche se quede sin batería en mitad de la nada.

Precio

El precio inicial suele ser un hándicap en el proceso de compra, sobre todo, cuando el conductor lo compara con un coche de gasolina o diésel y no se para a hacer cuentas. Es cierto que la cantidad a desembolsar es mayor que en el caso de un vehículo convencional o, incluso, en el de un híbrido, pero también cuentan con ayudas por parte del Gobierno y otros aspectos en los que se puede ahorrar como el consumo, el mantenimiento o los beneficios fiscales, por ejemplo.

Variedad

El segmento de los coches eléctricos, de momento, no es tan variado como el de otros tipos de vehículos. Teniendo en cuenta que todavía le queda camino por recorrer y avanzar, en su contra juega que no todos los conductores encontrarán la opción que más se ajuste a sus necesidades y gustos basándose en aspectos como la carrocería, el tamaño, el equipamiento o el diseño, entre otros.

Sea como sea, los coches eléctricos están lejos de alcanzar su techo. El mejor ejemplo está en los avances que han experimentado estos tres factores. Cada vez hay más modelos para elegir y las baterías han mejorado en los últimos años alcanzando autonomías que llegan a superar los 600 kilómetros en el caso de Tesla o los 300 y los 400 en otros modelos más accesibles para el común de los mortales. A esto hay que añadir que los precios, aunque todavía altos, han vivido un pequeño descenso que se acentúa en el caso de contar con ayudas estatales.

Nueve coches eléctricos

Imagen adjunta

Renault Zoe

Con el Zoe, Renault ha conseguido dar forma a uno de los coches eléctricos más completos y sensatos. Si a esto le sumamos una autonomía de hasta 400 kilómetros y su estética, se obtiene una colección de características que le capacitan para cumplir las expectativas en cuanto a comportamiento dinámico, motricidad y practicidad.

La marca francesa ha hecho un coche que comparte tamaño con el Clio, el vehículo convencional con el que suele ser comparado. Del Zoe dicen que está bien construido, transmite solidez y responde con nota a la hora de ponerse al volante, una suma rematada por su total silencio cuando está en funcionamiento. Por otro lado, en el habitáculo interior encontramos un espacio para 5 ocupantes resuelto con originalidad, frescura y complementado con un equipamiento justo aunque suficiente. Finalmente cuenta con un maletero correcto teniendo en cuenta el tipo de coche que es.

Poniendo el foco en la parte puramente eléctrica, tiene un par de niveles de batería diferenciados por la capacidad y, evidentemente, por el precio: 2.500 euros entre el básico y el superior. El primero de ellos cuenta con una batería de 22 kWh que le aportan una autonomía oficial de 240 kilómetros. El segundo incorpora una batería de 41 kWh que alcanza los 403 kilómetros. Además, Renault incorpora la posibilidad de alquilar las baterías porque éstas no entran en el precio inicial y sí en las cuotas mensuales que dependen del kilometraje. A esta opción hay que sumar la posibilidad de comprar el coche completo incluyendo las baterías. Sea como sea, ambas opciones presentan un precio bastante ajustado teniendo en cuenta las características del segmento.

Imagen adjunta

Smart ForTwo Electric Drive

Smart tiene la versión eléctrica de su urbano, que no presenta grandes diferencias respecto a la convencional. Igual que en ella, aporta un par de plazas espaciosas y un maletero anecdótico que compensa con unas prestaciones, unos interiores y unos elementos de seguridad cuya calidad está a la altura de algunos compactos de Mercedes.

La gran baza del Smart ForTwo, además de ser eléctrico, es que dentro de la ciudad no tiene rival a la hora de maniobrar y aparcar. No en vano, es tan corto que sus ruedas tienen un radio de giro de 45º y puede estacionar en lugares que parecían destinados exclusivamente a las motos. Su conducción es ágil e, incluso, divertida. El problema es que teniendo en cuenta que es un biplaza, tiene un precio elevado.

En la parte eléctrica encontramos un motor con una potencia máxima de 80 CV y una capacidad de carga de 17,6 kWh. O lo que es lo mismo: una autonomía de 160 kilómetros, quizás corta para emprender un viaje, pero suficiente para desplazamientos urbanos y los trayectos cortos que se llevan a cabo en el día a día.

Imagen adjunta

Nissan Leaf

Entre los eléctricos más pioneros del mercado, se encuentra el Nissan Leaf. No fue el primero que aterrizó aunque sí ha sido el más aventajado a la hora de convencer a los conductores. Con el tamaño de un compacto, destaca la calidad que la marca japonesa ha sabido dar tanto a sus ajustes como a sus acabados. Eso sí, se ha quedado algo corta en lo que respecta a la capacidad de su maletero (355 litros).

Al examinar sus características eléctricas, encontramos una autonomía que oscila entre los 200 y los 250 kilómetros gracias a la posibilidad de elegir entre dos tipos de baterías, que ya vienen incluidas en el precio inicial ya que Nissan desterró la posibilidad de alquilarlas porque esta fórmula no funcionó. Con una capacidad de 24 kWh o 30 kWh se puede circular por la ciudad y salir a carretera siempre que se lleve a cabo una conducción lo suficientemente eficiente.

Imagen adjunta

Citroën E-Mehari

Si por algo se han caracterizado los coches de Citroën es por tener un toque diferente debido a su espíritu experimental y algo revolucionario. El E-Mehari es uno de los mejores ejemplos de ello puesto que se trata de un coche eléctrico cuya peculiaridad reside en su carácter lúdico y… poco práctico.

Sobre el papel, se trata de un coche de 2 puertas, 4 plazas y descapotable por partes. Su base reside en el Mehari original que, a su vez, recogía la esencia del mítico 2 CV aunque con una carrocería mucho más plástica. La versión eléctrica aún conserva algo de esto en un chasis abierto hecho de plástico termoformado, un material muy flexible que responde bien ante los pequeños golpes ya que es capaz de recuperar su forma.

En la práctica, el E-Mehari no pasa desapercibido ya que Citroën ha pensado en un conductor algo transgresor y vanguardista. Y por si todo esto no fuera suficiente, la marca gala le ha dotado de la capacidad de ser impermeable tanto por fuera… como por dentro.

¿Qué queda para el aspecto puramente eléctrico? Una autonomía de unos 200 kilómetros, una velocidad punta de 110 km/h y una batería de 30 kWh que sólo está disponible en alquiler. Por ello, a su precio inicial hay que añadir una cuota mensual que lo encarece y le resta más practicidad todavía al compararlo con otras opciones similares como el Zoe o el Leaf.

Imagen adjunta

Volkswagen e-Up!

La oferta eléctrica de Volkswagen arranca con su apuesta más racional: el e-Up!. A su favor está el formato en el que lo presenta la marca alemana: un urbano muy compacto idóneo para el día a día en la ciudad, no en vano ésta se ha convertido en su gran baza frente a sus rivales.

El carácter del e-Up! hace que comportamiento, tamaño, confort y silencio comulguen a la perfección en un solo coche. Tanto que se puede equiparar a un Golf convencional de gama media. Eso sí, estas cualidades junto a su independencia a la hora de circular, hacen que su precio se salga algo del tono habitual en otros vehículos con los que compite.

Entre sus características eléctricas, Volkswagen presenta un coche con una autonomía que puede ir hasta los 160 kilómetros. Una distancia suficiente para la ciudad y poco más. Respecto a su batería (18,7 kWh) comparte una característica con la versión eléctrica del Golf: el fabricante alemán las ha situado en los bajos del coche para evitar que la habitabilidad del e-Up! se vea afectada.

Imagen adjunta

Kia Soul

Ha sido de los últimos en llegar al segmento eléctrico, pero el Kia Soul lo ha hecho con una estética distinta que no exagera, un equipamiento razonable y un habitáculo interior con buena capacidad sin olvidar que su autonomía (212 kilómetros) aprueba con una nota sensata. Un conjunto a tener en cuenta si, además, el usuario va a tener en cuenta la relación calidad-precio.

La marca coreana sabía que estaba haciendo una apuesta un tanto arriesgada, sobre todo por la primera impresión del Soul. Es un coche con una imagen poco convencional que, una vez superado el primer impacto, ofrece un formato compacto en su exterior y amplio en su interior. Tanto es así que cuenta con 5 plazas cómodas además de calidad en sus materiales y ajustes. Si a esto le suman el silencio de su propulsor eléctrico, la capacidad de su maletero (281 litros), algo escasa, se ve compensada.

Como ocurre en muchos eléctricos, los 110 CV de su motor parecen más de lo que en realidad son. La autonomía homologada apunta por encima de los 200 kilómetros, una distancia lograda gracias a su pack de baterías de 27 kWh. La oferta de Kia va en dos direcciones diferenciadas por la capacidad de poder hacer cargas rápidas ya que en ambas versiones la potencia y la autonomía son iguales.

Imagen adjunta

Hyundai Ioniq

En el momento en el que Hyundai puso sobre la mesa sus opciones de vehículos respetuosos con el medio ambiente, el Ioniq se convirtió en la baza más polivalente. No en vano, la marca coreana ofrece este modelo en modo híbrido, híbrido enchufable y eléctrico. El objetivo de esta variedad no era otro que competir con el Toyota Prius con sus mismas armas más un par de ases en la manga que lo convierten en un coche más completo.

La propuesta de Hyundai tiene cierto enfoque familiar que se aprecia en su maletero y en el amplio habitáculo inferior, donde 5 personas pueden viajar de forma simultánea y con comodidad. Como suele pasar a menudo con los eléctricos, la teoría puede diferir un poco de la práctica. Y es aquí donde entra en juego la vertiente eléctrica.

La autonomía del Ioniq alcanza los 250 kilómetros, pero con unas condiciones concretas: planificación de la distancia y un concienzudo estudio de la orografía. Es decir, su uso está algo limitado a la ciudad o pequeños desplazamientos sin grandes desniveles y olvidando la posibilidad de alcanzar grandes velocidades. Aunque alcanza los 165 km/h, con este ritmo la batería apenas duraría unos minutos. Y es que sin dejar de lado este aspecto, Hyundai le ha dotado de un motor con 120 CV de potencia y una batería de 28 kWh.

Imagen adjunta

BMW i3

Con el i3, BMW ha querido hacer una exhibición de diseño y tecnología. Para ello, ha dado forma a un monovolumen compacto, de 4 plazas, eso sí, en el que todo se rige bajo la misma premisa: innovación. Sus aires industriales y modernos han sabido captar este espíritu para manifestarlo, por ejemplo, en la apertura de las puertas traseras, los asientos, el salpicadero, las luces, el diseño o los materiales empleados en su elaboración.

No son las únicas muestras. Si hay algo que caracteriza a este eléctrico de BMW es su ligero chasis compuesto, en su mayoría, por fibra de carbono. Éste ayuda a aliviar peso y repercute directamente en la autonomía del vehículo. No en vano, BMW le ha dotado de una autonomía que puede ir desde los 150 a los 300 kilómetros gracias a sus baterías de 19 kWh y de 27,2 kWh. Si a esto le suma un motor de 170 CV, se obtiene una máquina de respuesta instantánea y aceleración de deportivo, que no está al alcance de todos los bolsillos.

Por otro lado, no se puede pasar por alto una de las características que hacen del i3 un coche interesante. La marca alemana ofrece la posibilidad de instalar, de forma opcional, un motor de combustión pequeño que cumplirá las funciones de un generador eléctrico. De esta manera, la autonomía total se dispara por encima de los 300 kilómetros en el caso de la batería más pequeña y más allá de los 400 con la de mayor capacidad.

Imagen adjunta

Volkswagen e-Golf

Si el e-Up! era la apuesta sensata de Volkswagen, el e-Golf es la seria ya que responde a la pretensión de la marca alemana de competir con el Nissan Leaf aunque con un precio de venta más alto.

Para darle forma, se tomó la plataforma MQB en la cual se basa el propio Golf. Aunque desde un principio se pensó en la posibilidad de alojar baterías, lo cierto es que su diseño no está enfocado a un coche eléctrico y carecer de ciertos aspectos específicos y exclusivos de este segmento se nota más de lo que parece.

En cuanto al exterior, el e-Golf es algo más aerodinámico puesto que se han realizado algunas reformas en el carenado de los bajos, en las llantas y en las entradas frontales de aire. En su interior no se aprecian grandes diferencias en lo que a espacio y configuración respecta, algo que no sucede en el maletero ya que en la versión eléctrica tiene menos capacidad.

Observando el motor eléctrico, Volkswagen ha modificado la gestión para incrementar la potencia y llegar a los 136 CV. La batería se sitúa debajo del túnel que recorre longitudinalmente la carrocería y detrás de los asientos posteriores y ha ganado en capacidad pasando de los 24,2 kWh a los 35,8. La consecuencia directa es una autonomía homologada de 300 kilómetros.

Comparar para encontrar el mejor eléctrico

Sea como sea, elegir un coche no es sencillo ni rápido. Para evitar dudas y con el objetivo de escoger el vehículo eléctrico que mejor se adapte a las necesidades de cada conductor, lo más aconsejable es comparar. Y para ello, la vía más sencilla es el comparador de coches nuevos de Rastreator.com. La forma más cómoda de encontrar el mejor coche para ti.


Compara coches eléctricos

¿En qué podemos ayudarte?

¿Aún necesitas ayuda? Contáctanos