Rastreator

¿No lo tienes claro? Ver todos

Coches

¿Quiéres comparar y ahorrar en otros productos y servicios con Rastreator?

Ir a Rastreator.com
Mejor coche

¿Vas a comprar un coche? Apuesta por un SUV o un micro, son los que menos valor pierden

23 Nov 2018

Mejor coche

Elena Sanz

Un coche empieza a perder valor en el momento que se matricula y esa pérdida suele ser del 25,77% en su primer año de vida. ¿Sabes cómo, cuánto y porqué se deprecia tu vehículo? Lo analizamos y te lo contamos.

El SEAT León ha sido el coche más vendido en 2017 y si fuiste uno de los conductores que lo compraron, quizás, no deberías seguir leyendo. Con un precio de 19.680 euros, un año después, su valor estaría en torno a los 13.440 euros. O lo que es lo mismo: vale unos 6.240 euros menos.

Salvo honrosas excepciones, comprar un coche no es una inversión desde el punto de vista económico porque poco se puede hacer para frenar su depreciación. Bien es cierto que no todas las marcas y modelos pierden valor de la misma manera, pero hay algunos datos aplastantes. Según las cifras extraídas del comparador de coches de Rastreator y del boletín estadístico de Ganvam, en los casos más extremos un vehículo nuevo puede llegar a depreciarse un 43,97% en su primer año de vida. Y esa caída no cesa: en los primeros cinco años de vida, un coche puede perder, de media, un 54% de su valor.

En esta depreciación influye desde la salud de la economía del país hasta el estado en el que se encuentra el propio coche. Hay elementos que se escapan al control del conductor, pero hay otros con los que sí puede lidiar para evitar que su vehículo pierda tanto valor. En Rastreator los hemos analizado y no sólo te los explicamos, también te contamos las causas y las marcas y modelos que mejor aguantan el tipo.

¿Cómo se deprecian los coches?

Cada trimestre, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), en colaboración con Eurotax, publica un boletín estadístico en el que reúne los precios medios de los modelos presentes en el mercado. Estas cifras no sólo hacen referencia a los importes más actuales, también echa la vista atrás varios años para informar de cuánto costaría un vehículo de un determinado año. Es decir, con esos datos sobre la mesa se puede observar cómo se deprecian.

Con esta información, hemos analizado la pérdida de valor de seis segmentos (micro, urbano, compacto, berlina, monovolumen medio y SUV medio) y, de paso, hemos profundizado en la depreciación de los tres modelos más vendidos de cada uno. Estos son los resultados.

Cómo cuidar el coche después del verano

Análisis por segmento

En 2017, España registró un total de 1.234.931 matriculaciones entre las que destacan las del SEAT León, el modelo más vendido con 35.316 unidades. Eso sí, no es el único coche que puede presumir de ser ‘el más’ en algo. La Organización de Consumidores y Usuarios lanzó, por su parte, una división de estas ventas por segmentos en las que reparte el protagonismo entre los tres vehículos que más matriculaciones acumularon. Uniendo esta información al histórico de Ganvam y a los precios del comparador de Coches de Rastreator, los hemos comparado y hemos calculado los porcentajes de la depreciación de los modelos más vendidos en España.

Micro

El segmento de los micro es, en general, el que mejor parado sale ya que es el segmento que menos valor pierde el primer año y el segundo y, además, son los coches que menos se depreciarán en un futuro cercano.

A esto hay que añadir que en sus filas está uno de los modelos que menos valor pierde durante sus dos primeros años de vida: el Mini. El problema es que a pesar de que su precio se mantiene mejor que el de sus compañeros (sobe todo si se compara con el Fiat 500), su pérdida de valor del primer al segundo año de vida es más aguda.

Modelo
Precio actual
Depreciación en el 1er año
Depreciación en el 2º año
Depreciación en el 3er año
Depreciación en el 4º año
Depreciación en el 5º año
Fiat 500
14.200
21,34%
27,68%
34,01%
40,35%
46,69%
Fiat Panda
11.350
8,90%
16,92%
31,54%
38,85%
46,17%
Mini
17.900
6,82%
15,75%
31,73%
39,72%
47,71%

Urbano

Si por algo se caracteriza el segmento de los coches urbanos es por tener uno de los modelos con la depreciación más baja en su primer año de vida: el Dacia Sandero. Al mismo tiempo, el Renault Clio es el que presume de tener un futuro más alentador a pesar de los altos porcentajes ya que, según las estimaciones, perderá un 29,21% de su valor en 2019, un 35,83% en 2020 y un 42,46% en 2021.

Modelo
Precio actual
Depreciación en el 1er año
Depreciación en el 2º año
Depreciación en el 3er año
Depreciación en el 4º año
Depreciación en el 5º año
SEAT Ibiza
14.990
34,44%
39,63%
50,03%
55,24%
60,44%
Fiat Panda
13.150
15,96%
22,59%
31,54%
38,85%
46,17%
Mini
7.140
12,44%
16,95%
34,87%
43,84%
52,80%

Compacto

En el segmento de los compactos, conviene detenerse en el coche más vendido de España en 2017: el SEAT León. Con un precio de 19.680 euros, un año después, su valor estaría en torno a los 13.440 euros. O lo que es lo mismo: en un año ha bajado unos 6.240 euros, un 31,7%. El actual León salió al mercado en 2016 y dos años después, en 2018, vale 12.070 euros, es decir, 7.610 euros menos (38,66%). Si sigue esta línea, en 2019 el León habrá perdido un 45,62% de su valor y en 2020 ese porcentaje sería de 52,58%. Es decir, en cuatro años valdría menos de la mitad de lo que se pagó por él.

Sus números son inferiores a los del Renault Mégane, pero son semejantes a los de uno de sus grandes rivales: el Volkswagen Golf. El compacto alemán es el perfecto ejemplo de los valores estimados que se han establecido en cuestiones de depreciación: un 25,7% el primer año (22,55% en su caso) y un 54% en los primeros cinco años de vida (57,28%).

Modelo
Precio actual
Depreciación en el 1er año
Depreciación en el 2º año
Depreciación en el 3er año
Depreciación en el 4º año
Depreciación en el 5º año
SEAT León
19.680
31,71%
38,67%
45,63%
52,59%
59,55%
VW Golf
20.903
22,55%
29,15%
43,21%
50,25%
57,28%
Renault Mégane
19.710
33,94%
41,10%
53,88%
60,27%
66,67%

Berlina

Las grandes berlinas son señaladas por algunos como uno de los modelos que más rápido pueden perder su valor, pero lo cierto es que se trata de un segmento en el que se siguen los ritmos estimados en temas de depreciación. No en vano, las diferencias que hay en el primer año entre los tres modelos más vendidos (del 32,20% del Passat al 27,96% del Clase C) se igualan en el segundo año dando como resultado un ritmo de depreciación bastante parejo.

Modelo
Precio actual
Depreciación en el 1er año
Depreciación en el 2º año
Depreciación en el 3er año
Depreciación en el 4º año
Depreciación en el 5º año
VW Passat
29.043
32,20%
39,40%
52,28%
58,72%
65,16%
Audi A4
34.315
25,51%
33,41%
41,31%
49,21%
57,10%
Mercedes Clase C
41.105
27,96%
35,75%
43,53%
51,32%
59,10%

Monovolumen

El segmento de los monovolúmenes es uno de los más afectados por la depreciación. No sólo tiene en sus filas el modelo que más valor pierde en sus dos primeros años de vida, el Citroën C4 Picasso ahora conocido como C4 SpaceTourer, también es el que peores expectativas de futuro tiene. Los modelos de este segmento son, en general, los que más se depreciarán en los próximos tres años.

No pasa desapercibido el contraste del C4 SpaceTourer: comparado con sus rivales, Renault Scenic y Kia Carens, pierde valor más lentamente y aún así, supera a ambos. Lo mismo sucede con las perspectivas a corto plazo: aunque el Carens le sigue de cerca, el C4 SpaceTourer tiene una depreciación más aguda.

Modelo
Precio actual
Depreciación en el 1er año
Depreciación en el 2º año
Depreciación en el 3er año
Depreciación en el 4º año
Depreciación en el 5º año
Citroën C4 Picasso
23.900
43,97%
49,87%
55,77%
61,67%
67,57%
Renault Scenic
21.202
29,96%
37,41%
44,86%
52,32%
59,77%
Kia Carens
20.750
34,89%
42,31%
53,40%
58,94%
64,48%

SUV

El último turno es para el segmento de moda desde hace un tiempo. La popularidad es un factor que el conductor no puede controlar, pero que influye en la pérdida de valor. Con los datos que hay sobre la mesa no es posible hacer valoraciones completas puesto que uno de los modelos más vendidos es el SEAT Ateca, un modelo que empezó a comercializarse en 2016 y del que, obviamente, no hay datos anteriores.

A pesar de ello, saltan a la vista las diferencias y semejanzas de este segmento. La pérdida de valor en el primer año es más dispar, pero se iguala en el segundo año de vida del vehículo. Lo mismo ocurre con las estimaciones a corto plazo, ya que la balanza se equilibrará en los próximos años.

Modelo
Precio actual
Depreciación en el 1er año
Depreciación en el 2º año
Depreciación en el 3er año
Depreciación en el 4º año
Depreciación en el 5º año
Nissan Qashqai
22.000
25%
33,18%
46,82%
53,64%
60,45%
Hyundai Tucson
25.415
31,81%
37,95%
49,12%
54,71%
60,30%
SEAT Ateca
22.490
24,37%
*
*
*
*
Las pruebas de emisiones: del NEDC al WLTP

Los coches que más y los que menos se deprecian

Dividiendo el sector por segmentos y analizando éstos, hay un par de nombres propios: los micro y los monovolúmenes. Eso sí, esta cota de protagonismo llega por razones completamente diferentes.

Los coches micro destacan por ser los que tienen el ritmo de depreciación más bajo en su primer año de vida: un 12,35% de media. Una cifra que tiene continuidad ya que en el segundo año también es el segmento que menos valor pierde: un 20,12% de media. A esto hay que añadir que los coches micro son los que, de media y de forma estimada, menos valor perderán los próximos tres años (2019-2021): 32,43%, 39,64% y 46,86%, respectivamente.

En el lado opuesto se encuentran los monovolúmenes. No sólo es el segmento que más valor pierde, de media, durante sus dos primeros años de vida (un 36,28% y un 43,20%, respectivamente), también es el que más se depreciará, de media, en los próximos tres años: un 51,35% en 2019, un 57,64% en 2020 y un 63,94% en 2021.

Echando un vistazo por modelos, el modelo que más valor pierde durante los dos primeros años es el C4 SpaceTourer (43,97% y 49,87%) y el que menos es el Mini (6,82% y 15,75%). En cuanto a las estimaciones de futuro, el C4 SpaceTourer repite puesto que es el modelo que más valor perdería en los próximos tres años (2019-2021): 55,77%, 61,67% y 67,57%, respectivamente. El caso opuesto es el del Renault Clio, que sería el coche que menos se depreciaría: 29,21%, 35,83% y 42,46%, respectivamente.

Cómo combatir el calor del coche

Las marcas que más y menos se deprecian

Al hilo de esto, en 2017, la web ‘Valorar mi coche’ se puso manos a la obra para elaborar una clasificación de las marcas que más y menos se devalúan con el paso del tiempo. El análisis está basado en las tasaciones que se hicieron de un total de 37.962 vehículos entre 2012 y 2015. En este período de referencia hay nombres propios que destacan de forma positiva y otros que lo hacen negativamente.

En el primer bloque nos encontramos con Land Rover que puede presumir de haber logrado las mejores notas tanto a corto como a largo plazo: es la que marca que menos valor pierde a dos, tres, cuatro y cinco años. Le sigue de cerca Porsche, que mantiene su mínima depreciación anual. Por detrás surgen Mazda y Mini, dos marcas caracterizadas por su sólida tendencia. Cierran el grupo Audi y BMW, que, además, mejoran su depreciación a corto plazo.

Frente a los modelos de estas marcas que no pasan de moda, surgen otros que pierden valor a mayor velocidad como es el caso de Opel y Alfa Romeo. Destaca, especialmente, el caso de la firma italiana que ha mejorado su depreciación a corto plazo, pero no a largo (cuatro y cinco años).

Enfocando el sector por segmentos, el mundo de la automoción señala a las grandes berlinas, a los todoterrenos de gran cilindrada y a los SUV de lujo como algunos de los vehículos que más se deprecian. Las razones que dan son el alto consumo y el elevado coste de su mantenimiento. No son los únicos. A esta lista hay que sumar aquellos coches que apenas tienen demanda, aquellos de nicho o los modelos que pertenecen a una marca que no tiene tradición en un determinado segmento.

En la cara opuesta de esta moneda se encuentran los vehículos que menos valor pierden. Entre ellos se encuentran, obviamente, los que tienen una demanda media o alta porque su mercado de ocasión siempre será más amplio. A estos se unen los coches cuyo índice de fiabilidad está entre los más altos y, por lo tanto, han visitado el taller en escasas ocasiones porque son resistentes. Finalmente no podemos olvidar los coches neutros, es decir, lo más normal posible sin colores llamativos, sin extras demasiado concretos y sin grandes modificaciones como, por ejemplo, las de los vehículos tuneados.

Los mejores coches urbanos

¿Cuándo empieza la depreciación de un coche?

En su primer año de vida un coche pierde, de media, el 25,7% de su valor; un porcentaje que contempla la depreciación al matricularlo y, obviamente, al usarlo. Por lo tanto, la pérdida de valor comienza en el preciso momento en el que abandona el concesionario aunque lo cierto es que estos porcentajes pueden sufrir algunas variaciones.

Todo depende de las marcas: las más atractivas se mantendrán en esas cifras, algunas incluso estarán muy por debajo y las que menos tendrán unos números más abultados. Tanto que en los casos más extremos, algunos vehículos pueden llegar a perder un 6,8% (Mini) o un 43,9% (Citroën).

Superado esos primeros 12 meses, los números se estabilizan, pero no dejan de crecer. Un coche nuevo seguirá depreciándose, tanto que con la llegada del quinto año, el vehículo puede llegar a perder el 64% de su valor. O lo que es lo mismo: valdrá menos de la mitad de lo que el conductor pagó al adquirirlo.

Para poder calcular cuánto se deprecia un vehículo anualmente, Hacienda pone a disposición del consumidor una serie de tablas de precios que se pueden consultar en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Esta información es muy útil porque indica el valor de los diferentes modelos en función del año de su primera matriculación. Eso sí, a esa cantidad hay que sumar otros factores variables como, por ejemplo, el uso que se dado al coche desde que se compró o la curva de oferta y demanda del modelo en concreto.

Consejos para conducir de noche

¿Qué influye en la depreciación?

El conductor tiene que tener claro que en esta pérdida de valor influyen dos tipos de factores: los que puede controlar y los que no como, por ejemplo, la salud que la economía de su país.

Guía: cómo renovar el carnet de conducir

¿Cómo ralentizar la depreciación?

Como hemos comentado, en el valor de un coche influyes factores que el conductor no puede controlar como, por ejemplo, la economía o la popularidad que un modelo puede tener en un determinado momento. Sin embargo, existen elementos en los que sí se puede tomar parte y que pueden ayudar a determinar cuánto valor pierde un coche.

Comparar coches para ayudar a elegir

Elegir el coche perfecto para cada conductor es complicado y por ello, contar con una herramienta que agilice el proceso es una ayuda muy útil. El comparador de coches de Rastreator no sólo convierte la búsqueda de un nuevo vehículo en algo sencillo y rápido, también ayuda a cada conductor a elegir el coche perfecto en función de sus gustos y, sobre todo, de sus necesidades.