Rastreator

¿No lo tienes claro? Ver todos

Coches

¿Quiéres comparar y ahorrar en otros productos y servicios con Rastreator?

Ir a Rastreator.com
Comprar

Los mejores coches nuevos: julio y agosto 2018

03 Jul 2018

Comprar

Elena Sanz

Los lanzamientos de julio y agosto pasan por la cuarta generación del Ford Focus A6 o la tercera del Touareg sin olvidar la renovación del Mercedes Clase C y el ritmo deportivo que BMW pone al mercado con el M2 CS y el M5 Competition.

El año 2017 marcó el camino con una multitud de lanzamientos de nuevos coches y 2018 no ha bajado el listón. A la larga lista de novedades, se van uniendo numerosas actualizaciones de modelos que ya están presentes en el mercado y también aquellos que están en desarrollo, pero sin fecha fijada en el calendario. A lo largo de julio y agosto, el mundo de la automoción dará la bienvenida a nuevas generaciones y a una serie de vehículos que han recibido, en mayor o en menor medida, un buen restyling. Destacan especialmente el Ford Focus y el Volkswagen Touareg sin olvidar el Mercedes Clase C o el BMW X4, entre otros.

Imagen adjunta

BMW M2 CS

Qué hay de nuevo: más deportividad manifestada en 400 CV de potencia.

Julio en BMW está cargado de movimiento y novedades. No en vano en este mes llega a la línea de producción el M2 CS. La marca alemana buscaba acentuar (aún más) la deportividad de la versión normal. Y todo apunta a que lo ha conseguido.

El M2 CS estrenará cambios en todos sus frentes. En la parcela puramente estética, BMW ha dispuesto un frontal más agresivo y anguloso, características marcadas por la nueva apariencia de los faros y la parrilla. El diseño tiene un aire arqueado y aerodinámico porque se ha trabajado para que sea más afilado y fino que en el M2.

A esto hay que añadir nuevos colores para la carrocería y los diferentes elementos visuales que serán consecuencia del paquete M Performance. Así, se deduce que habrá, por ejemplo, un paragolpes exclusivo, un difusor trasero más radical y una buena cota de protagonismo para la fibra de carbono, entre otros. En el interior se seguirá la misma línea: estética personalizada cuajada de detalles.

La exclusividad del M2 CS se palpará, asimismo, en las mejoras técnicas que BMW introduce en los sistemas de suspensión y frenado. Eso sí, no son las únicas novedades. La marca alemana se ha propuesto dotar a su vehículo con 400 CV; no será algo complicado si se tiene presente que el motor del M2 esta sobrealimentado, tiene 3.0 litros y seis cilindros dispuestos en línea que alcanzan los 370 CV. Una mecánica con un salto de potencia como este, requerirá mejoras dinámicas y, quizás un nuevo sistema de escape.

Imagen adjunta

BMW X4

Qué hay de nuevo: mayor tamaño y, por lo tanto, mayor comodidad

El siguiente turno es para el BMW X4, que llega a España este julio, pero lo cierto es que los pedidos arrancaron el pasado mes de febrero. La segunda generación del vehículo alemán es una apuesta global de mejoras.

Con un solo vistazo se aprecia que el X4 ha crecido y no tiene reparos en presumir de ello mostrando una musculatura basada en el mismo chasis que emplea el X3 2017 en su versión M Performance. Ha ganado longitud (81 milímetros), anchura (37) y distancia entre los ejes (54), pero retrocede en altura pues es tres milímetros más bajo. Estas proporciones no han sido impedimento para que BMW mantenga una perfecta proporción de diseño y arquitectura: el X4 tiene un balance de peso de 50:50, teniendo en cuenta que pesa más de 1.800 kilos.

Estéticamente, el modelo alemán ha adoptado una personalidad más diferenciadora y personal que la generación anterior. Una vez en el interior, salta a la vista que el X4 ha ganado en amplitud: hay más espacio entre filas y las plazas traseras ganan en comodidad, pero el acceso y la salida se ven empañados por la caída del techo. En lo que a materiales respecta, permanece la representativa calidad de la casa y las novedades tecnológicas incorporadas a los últimos modelos. Finalmente, el crecimiento se traslada también a la capacidad del maletero.

En el apartado mecánico, BMW ha dotado al X4 con una gama de motores bastante amplia. Cuenta con tres opciones de gasolina: 20i, 30i y M40i con potencias que van desde los 184 a los 360 CV. En el apartado diésel el conductor podrá elegir entre cuatro posibilidades: 20d, 25d, 30d y M40d. En cualquiera de los casos, el modelo bávaro incorpora tracción total y una caja de cambios ZF con cambio Steptronic de ocho velocidades. La línea M Performance del X4 tendrá motores más potentes de 3.0 litros, seis cilindros en línea y chasis, suspensión y frenos más deportivos. Una apuesta técnica englobada bajo un objetivo: dar forma a un coche preciso con el que disfrutar en cualquier escenario y con cualquier ritmo.

Imagen adjunta

BMW M5 Competition

Qué hay de nuevo: 600 CV para el M5 más potente

Con el objetivo de completarla gama del Serie 5, en julio llega la última de las novedades de BMW: el M5 Competition. O lo que es lo mismo: la versión más potente. No en vano, la base es la misma y se ha incorporado una cantidad importante de novedades para hacer de él un modelo más deportivo y como la propia marca declara: “Crear una nueva categoría de producto”.

Con la imagen del M5 Competition, BMW ha buscado que sea reconocible de forma instantánea. Para ello le ha aplicado la línea ‘Shadow Line’, que no sólo afecta al color, va más allá: cuenta con unas llantas de aleación ligera de 20 pulgadas cuyo diseño es exclusivo y muchos elementos exteriores acabados en ese negro de brillo alto.

El chasis está configurado a medida para proporcionar u mayor rendimiento y lograr una conducción más precisa en todos los escenarios. Las modificaciones no sólo han conseguido que la altura libre al suelo se haya rebajado siete milímetros respecto al M5, también han logrado unos específicos en la suspensión, muelles y amortiguadores. A esto hay que añadir las nuevas barras estabilizadoras de ambos ejes y los amortiguadores, que han ganado un 10% de firmeza al estar controlados electrónicamente.

En cuanto al motor, el M5 Competition cuenta con un V8 de doble turbo y 4,4 litros de cilindrada. Hasta aquí no hay diferencias con el M5, pero BMW se ha encargado de introducir algunas modificaciones para ganar 25 caballos y llegar a los 625. Cuenta, además, con una caja de cambios automática de ocho velocidades (M Steptronic), tracción a las cuatro ruedas y la posibilidad de elegir un modo específico que sólo transmitiría fuerza a las traseras.

Imagen adjunta

Ford Focus

Qué hay de nuevo: cuarta generación del compacto estrella de Ford

La gran novedad de Ford en 2018 es la llegada, a finales de julio, de la nueva generación del Ford Focus. Para ello, la marca norteamericana ha partido de cero con un ambicioso objetivo: convertir su compacto estrella en un modelo más fiable, intuitivo y satisfactorio ofreciendo al conductor una experiencia completamente renovada y diferente.

La cuarta generación del Focus será la primera que use una plataforma nueva que ha sido pensada para mejorar la respuesta en caso de colisión, ofrecer más espacio interior sin tocar excesivamente las dimensiones exteriores y mejorar la aerodinámica para lograr mayor eficiencia en el consumo. Al hilo de esto hay que añadir que Ford usará materiales más resistentes y más livianos, es decir, habrá mayor presencia de aluminio y de aleaciones de acero de última generación. Así es como ha logrado reducir el peso en 50 kilos, de media y dependiendo de la versión.

Como hemos dicho, la marca del óvalo mantiene unas proporciones semejantes a las que tiene el modelo actual. A pesar de ello, el Focus podrá presumir de una silueta nueva con un diseño emocional. Una de las consecuencias directas de los cambios en las medidas es que el interior más espacioso y también ha incrementado la calidad de materiales y acabados para plantar cara a eternos rivales como el Golf.

En la parte tecnológica, el Focus cuenta con una de las gamas más sofisticadas de asistentes al conductor. Destaca, por ejemplo, el estacionamiento activo que ahora tiene poder sobre la selección de marchas, la aceleración y el freno para permitir maniobras totalmente automatizadas con solo pulsar un botón. Además, Ford estrena su primera pantalla ‘head-up’ en Europa con el objetivo de que el usuario mantenga la atención en la carretera mientras acceden a la información del vehículo.

Entre las novedades del apartado técnico destaca el subchasis trasero aislado que proporciona una conducción mejor, la primera tecnología de amortiguación con control continuo para la suspensión o los nuevos modos de conducción, entre otros. Respecto a la gama mecánica, el Focus contará con los ya conocidos motores EcoBoost de gasolina con tres cilindros. Las diferentes versiones irán desde el 1.0 que tendrá potencias entre 100 y 140 CV hasta el nuevo 1.5 que puede llegar (y superar) los 200 CV o el ST con una potencia mínima de 250 CV. Además tendrá versiones de cinco puertas (hatchback) y con una familiar, bautizada como Sportbreak.

Imagen adjunta

Hyundai i30 Fastback

Qué hay de nuevo: la versión diésel.

La marca coreana supo jugar sus cartas y lo hizo centrando el foco en el Hyundai i30 N mientras estaba trabajando en otras áreas. De una de ellas salió el as que estaban guardando en la manga: el i30 Fastback.

Así es como vio la luz la nueva variante con carrocería atípica que mezcla la berlina con el coupé. Sorprendió por dos razones. En primer lugar no es habitual que las marcas apuesten por esta opción y en segundo lugar, teniendo en cuenta las características propias de un Fastback, el i30 tiene una generosa altura libre respecto al suelo.

Aterrizó con motores disponibles únicamente en gasolina y anunció que el diésel no tardaría en llegar. Lo ha hecho, al fin, en los meses estivales y con una única motorización: un 1.6 CRDi que tendrá dos potencias, 110 y 136 CV. Además, contará con una caja de cambios manual de seis velocidades y podrá optar a una automática de siete con doble embrague.

Imagen adjunta

Mercedes Clase C

Qué hay de nuevo: M264, nuevo motor híbrido

Mercedes sigue adelante con su proceso de renovación de uno de sus modelos más relevantes: el Clase C. De esta forma, en julio llegará un lavado de cara a todas sus versiones: sedán, familiar, coupé y descapotable.

La marca alemana ha decidido dar un aire diferente al Clase C. Lo ha hecho aplicando una imagen más actual y tecnológica inspirándose en el trabajo hecho con el Clase S. Lo cierto es que los cambios apenas se perciben porque son muy sutiles, pero existen. No en vano, en el diseño exterior han incorporado nuevos colores para la carrocería y se han modificado los grupos ópticos. Son las novedades más destacadas aunque los paragolpes, la parrilla y las llantas también han sido rediseñadas.

En el interior se percibe una notable evolución tanto en equipamiento como en tecnología. El Clase C cuenta con un nuevo volante con controles táctiles, una pantalla situada en el centro de la consola de 7 o 10 pulgadas, Head-up display, cámara, o control de crucero adaptativo, entre otros. Además, ofrece al conductor la opción de incorporar un cuadro de instrumentos digital.

Imagen adjunta

En el apartado mecánico, todos los motores incorporan una transmisión automática 9G-Tronic. En la oferta, nos encontramos con un diésel, el C220d, de 2.0 litros que tiene una potencia de 194 CV, mayor que la de su antecesor, y sólo está disponible con tracción integral. La gran novedad la protagoniza el motor M264 destinado a la versión C200 que incorpora un sistema híbrido EQ Boost. Este gasolina de 1.5 litros cuenta con 184 caballos a los que hay que sumar los 14 del eléctrico para tener una potencia total de 198 y ofrece la posibilidad de tener tracción integral.

Finalmente, los Clase C coupé y descapotable tendrán la versión C43 4MATIC con un motor V6 Twin-Turbo de 3.0 litros y 390 CV. Las variantes C63 y C63S, por su parte, mantienen su V8 de 4.0 litros con dos turbos para seguir siendo el tope de gama. Sin embargo, Mercedes ha introducido mejoras para subir la potencia: el objetivo es alcanzar, como mínimo, los 500 y los 503 CV, respectivamente.

Imagen adjunta

Volkswagen Touareg

Qué hay de nuevo: medidas más amplias y un Premium Digital Cockpit

En julio llega a los concesionarios europeos de Volkswagen el nuevo Touareg. Se trata de la tercera generación de uno de sus SUV más grandes y viene cargada de profundos cambios que van más allá de la estética del vehículo.

Volkswagen monta el Touareg sobre la plataforma MLB Evo, la misma que usa, por ejemplo, el Audi Q7 o el Porsche Cayenne. En consecuencia, el SUV alemán gana espacio: es más largo (7,7 centímetros más) y ancho (4,4), pero es un poco más bajo (siete milímetros). No sólo ha ganado amplitud, también ligereza: hasta 106 kilos con respecto al anterior. Esto se debe a que en la carrocería se emplea un 48% de aluminio y un 52% de aceros de alta resistencia.

Estéticamente se aprecian rasgos parecidos a los de la berlina aunque destaca la parte delantera por ser algo más afilada. En el interior, el Touareg estrena el Premium Digital Cockpit: se trata de un conjunto que integra el cuadro de instrumentos digital con una pantalla de 12 pulgadas, el sistema de ‘infotainment’ ‘Discover Premium’ con una de 15 y el Head-up Display (opcional) que proyecta sobre el parabrisas la información más importante. Además, el volumen del maletero pasa de 697 a 810 litros. En la parte tecnológica, Volkswagen ha dotado al Touareg de una amplia oferta de sistemas de asistencia no vista hasta ahora. Entre ellos se encuentra, por ejemplo, el ‘Nightvision’, que reconoce personas y animales en la oscuridad o el de cruces, que reacciona ante el tráfico transversal.

Por otro lado, la plataforma MLB Evo da la oportunidad de poder incorporar motores de última generación. Es el caso de las dos alternativas diésel V6 TDI con dos niveles de potencia: 231 y 286 CV. Posteriormente, esta oferta se ampliará con un turbodiésel V8 TDI de 421 CV. En función del mercado, Volkswagen podría añadir un gasolina V6 TSI de 340 CV y, además, está prevista la llegada de una versión híbrida enchufable con una potencia total de 367 CV. Finalmente, el Touareg incluye un sistema de tracción total 4MOTION y una caja de cambios automática de ocho velocidades ‘Shift by Wire’.

Comparar coches para ayudar a elegir

Estos nuevos modelos y aquellos que surjan a lo largo de 2018 se unirán a los que ya existen poniendo las cosas difíciles a los compradores. Elegir el coche perfecto para cada conductor se complica cada año y por ello, contar con una herramienta que agilice el proceso es una ayuda muy útil. El comparador de coches nuevos de Rastreator.com no sólo convierte la búsqueda de un nuevo vehículo en algo sencillo y rápido, también ayuda a cada conductor a elegir el coche perfecto en función de sus gustos y, sobre todo, de sus necesidades.


Compara coches