Rastreator

¿No lo tienes claro? Ver todos

Coches

¿Quiéres comparar y ahorrar en otros productos y servicios con Rastreator?

Ir a Rastreator.com
Comprar

Cómo comprar un coche híbrido de segunda mano

23 Abr 2019

Comprar

Elena Sanz

Cada vez son más los conductores que se plantean comprarse un coche híbrido o de gas y no todos pueden permitirse el desembolso que supone uno nuevo. Por ello, os damos una serie de consejos para haceros con uno de segunda mano.

En 2018, la cuota de mercado conjunta de coches híbridos y eléctricos supuso un 5,4%, una cifra que sólo recoge las ventas de vehículos nuevos. Lo cierto es que la oferta de segunda mano ha mejorado en los últimos tiempos y los conductores ya se pueden encontrar con buenas oportunidades e interesantes precios. Teniendo en cuenta que las ventas de este tipo de coches están creciendo poco a poco debido a factores como la restricción de la circulación o los protocolos de lucha contra la contaminación, nunca está de más tener una serie de pistas que aplicar a la hora de comprar un vehículo que ya ha pasado por otras manos previamente.

Eso sí, antes de repasar los consejos más recomendables es necesario hacer una pausa para recordar qué vehículos se engloban bajo la etiqueta Eco. Esta es la lista de los incluidos:

Cómo comprar un coche ECO de segunda mano

El mercado de segunda mano de coches ECO no es tan amplio como el de los tradicionales, pero poco a poco han ganado cierta presencia. Sus precios, más asequibles que los de un híbrido o un vehículo impulsado por gas que sea nuevo, los han convertido en una de las principales opciones para aquellos conductores que por unas u otras razones necesitan un coche respetuoso con el medio ambiente.

A pesar de su buen posicionamiento, hay un pequeño hándicap que no termina de desaparecer. Igual que las dudas persisten a la hora de comprar un coche nuevo que sea ECO o Cero, esas preguntas se multiplican cuando el vehículo es de segunda mano. Por ello, conviene tener claro qué debemos tener en cuenta antes de hacer efectiva la compra. Y es que, además de la confianza y la fiabilidad, hay otros factores que también tienen influencia y que no se pueden ignorar.

Cómo comprar un coche híbrido de segunda mano

Cómo comprar un coche de gas de segunda mano

Como ya sabemos, los coches Eco se dividen en dos: híbridos y de gas. Si nos centramos en estos últimos, el conductor tendrá que tener en cuenta dos características. La primera de ellas es la ficha técnica; la segunda es el libro de revisiones del tanque.

No en vano, es la parte más sensible del vehículo ya que soporta grandes presiones. A la hora de elegir un coche de GLP o GNC de segunda mano, hay que fijarse en las revisiones. Tal y como dicta la regulación europea ECE R 110, debe pasar un reconocimiento cada cuatro años para revisar el depósito y las conducciones del gas. Así es como se corrobora que no hay fugas y que las válvulas de seguridad funcionan bien. Además, conviene tener presente que su vida útil tiene un límite, 20 años, tal y como concreta esa misma normativa.

En cuanto a la ficha técnica del coche, será la encargada de desvelar si se trata de un vehículo originalmente de gas o ha sido adaptado posteriormente. Si salió de fábrica siendo Eco, todas las piezas y componentes habrán pasado la revisión de la marca y esto genera un mayor sentimiento de confianza. Si, por el contrario, se trata de una adaptación tendrás que comprobar que ha sido certificada ya que es un trámite obligatorio.

Cómo comprar un coche híbrido de segunda mano

Igual que sucede con los coches de gas, a la hora de hacerse con un híbrido de segunda mano hay que tener en cuenta una serie de premisas para que la compra sea todo un éxito. Si en el caso anterior fijábamos un par de puntos, en este caso son tres: el sistema híbrido en sí, la batería y los frenos.

Arrancamos, en primer lugar, con el sistema híbrido que está compuesto por tres elementos: el módulo de control de la batería, el inversor con conversor y la transmisión híbrida. A medida que la tecnología híbrida avanza y se asienta cada vez más, los fabricantes ofrecen más garantías en el tiempo sobre el funcionamiento de este sistema. Por ello, no es de extrañar que un híbrido de segunda mano cuente con la protección original de la marca, ya que ésta puede extenderse varios años (cinco suele ser lo normal) o varios miles de kilómetros (hasta 160.000 kilómetros).

Cómo comprar un coche híbrido de segunda mano

La batería es el elemento más caro de un coche híbrido, pero, obviamente, a simple vista no podemos saber su estado. Por ello, lo más adecuado es repasar la garantía que ofreció el fabricante en el momento de la venta. Lo normal es que esta protección esté acotada en tiempo (diez años aproximadamente) o en distancia (240.000 kilómetros). Además, superados estos límites la batería no deja de funcionar de manera radical, sino que pierde capacidad poco a poco y puede quedarse en un 80%.

El último punto que es recomendable revisar a la hora de comprar un coche híbrido de segunda mano son los frenos. Puede parecer extraño, pero se trata de un elemento que nos dará muchas pistas sobre el estado del vehículo. La razón es simple: este tipo de coches tienen frenada regenerativa y por ello, el cambio de las pastillas y los discos no es tan frecuente como en los tradicionales. Por lo tanto, si al echar un vistazo al libro de revisiones el conductor se encuentra con varios pasos por el taller debido a los frenos… es que ese vehículo no está en las mejores condiciones posibles.

Comparar coches ECO

Elegir el coche perfecto para cada conductor es complicado y por ello, contar con una herramienta que agilice el proceso es una ayuda muy útil. El comparador de coches nuevos, de stock y de kilómetro cero de Rastreator no sólo convierte la búsqueda de un nuevo vehículo en algo sencillo y rápido, también ayuda a cada conductor a elegir el coche perfecto en función de sus gustos, de sus necesidades y, sobre todo, del nuevo escenario de Madrid.