Comprar

Ayudas del Gobierno para comprar un coche nuevo: el Plan MOVES III

12 Abr 2021

Comprar

Redacción Rastreator

Las ayudas para comprar coches en 2020 están marcadas por la crisis provocada por el coronavirus. Para aumentar las matriculaciones y así reactivar la industria automovilística española, el Gobierno ha impulsado una serie de paquetes de ayudas a la compra de coches. Con esto, además, pretenden renovar el parque automovilístico, que se estima que ronda, de media, los 13 años, e impulsar la transición hacia tecnologías de propulsión alternativas.

Por todo ello, este año los coches eléctricos tendrán subvención. Así que, si estás pensando en comprar un coche nuevo, estas son las ayudas gubernamentales que se pueden solicitar para aliviar el desembolso económico que supone esta operación. Eso sí, no son las únicas. Después de meses sin recuperación en las ventas de coches, el Gobierno ha decidido no actualizar el Plan Renove 2020 y ha presentado el Plan MOVES III, dotado con 400 millones de euros que pueden llegar a ser 800 si es necesario.

El Plan MOVES III

El Pla MOVES III, alcanzará los 400 millones de euros y estará vigente hasta finales de 2023. Se trata de una ayuda destinada a la compra de coches eléctricos y estaciones de recarga. En esta edición del plan las ayudas ascenderán hasta los 7.000 euros para la compra de turismos, 9.000 euros para furgonetas y 1.300 euros para motos, si achatarras un vehículo a tu nombre. Si no tienes un vehículo para mandar al desguace, podrás beneficiarte de ayudas de hasta 4.500 euros para turismos, 7.000 euros para furgonetas y 1.100 euros en el caso de las motos. En el caso de los puntos de recarga, el Plan MOVES III pagará el 70% de la instalación.

Estas ayudas están destinadas a turismos, furgonetas, motos y cuadriciclos, todos ellos eléctricos, de pila de combustible o híbridos enchufables, nuevos o matriculados por el concesionario hasta 9 meses antes de 10 de abril de 2021, con un precio máximo de 45.000 euros y 10.000 en el caso de las motos. Es importante saber que estas ayudas hay que declararlas como incremento patrimonial en el IRPF.

El Plan MOVES III será impulsado por el Gobierno de España, pero su ejecución se transferirá a las comunidades autónomas. Por lo tanto, serán las instituciones regionales las que gestionarán los fondos asignados, que podrán llegar hasta los 800 millones de euros si se terminan los fondos.

¿Cómo tributan estas ayudas para comprar coche?

A pesar de las ventajas económicas que estas ayudas pueden suponer para quien quiera adquirir un vehículo nuevo, debes tener en cuenta que estas subvenciones no forman parte de las rentas exentas del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF), por lo que, de percibirlas, deberás incluir ese importe en tu declaración de la renta y pagar la cantidad que le corresponda en función de sus ingresos.

De esta forma, las rentas más altas podrían tener que tributar hasta un 48% del total de la ayuda concedida, mientras que las más bajas deberían pagar un 19%. Esto se debe a que este tipo de subvenciones se consideran ganancias patrimoniales no derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales. Lo que quiere decir que, en la práctica, ese ingreso se suma al resto de salarios y rentas que integran la base general del IRPF. No obstante, esta carga impositiva sólo se aplica a la ayuda directa que concede el Gobierno, por lo que no grava el descuento que deben aplicar los fabricantes.

Asimismo, si solicitas el Plan Moves debes tener en cuenta que, en función de la cuantía percibida, podrías verte en la obligación de hacer la declaración de la renta, ya que se considerará al Estado como un segundo pagador. En este sentido, todas las ayudas que superen los 1.000 euros obligarán a sus beneficiarios a presentar la declaración.

Las acciones de las marcas

Las ayudas que provienen del Gobierno no son las únicas formas que existen para subvencionar la compra de coches nuevos. Las marcas también llevan a cabo una serie de acciones a través de ofertas interesantes con un objetivo claro: aumentar las visitas de hipotéticos compradores a los concesionarios con la esperanza de que hagan efectiva esa adquisición.

De esta forma, tanto los fabricantes como los concesionarios intentan asumir la promoción al cien por cien a través de campañas que van modificando en función de cada mes. Además, la dinámica del mercado ha ido cambiando con el paso del tiempo y ahora cualquier momento del año es bueno para realizar una compra ya que los descuentos suelen tener carácter permanente.

Otros consejos

A las ayudas provenientes del Estado y a las promociones de los fabricantes se pueden añadir algunos consejos. Son pautas que pueden influir sobre el precio de compra del vehículo ayudando a que este sea algo menor que la cifra original.

Finales de mes

Los cambios que ha vivido el sector han hecho que la presencia de ofertas sea constante y por ello, el impacto que tenía la adquisición de un vehículo en diciembre no es tal. Aún así, los vendedores deben conseguir unos objetivos periódicos y si llegan al final del mes, del trimestre o del año sin haberlos cumplido... es posible que abran más la mano con los descuentos.

Las grandes campañas

En Estados Unidos es muy conocido el ‘Black Friday’, una jornada que marca el inicio de las adquisiciones navideñas con grandes descuentos. Esta costumbre ha traspasado todo tipo de fronteras y se ha ido imponiendo poco a poco fuera de Norteamérica. El mundo de la automoción no es una excepción y ha convertido noviembre en el mes más agresivo en lo que a ofertas se refiere bautizándolo con diferentes nombres y alcanzando, incluso, los 8.000 euros de descuento.

Un modelo menos actual

Si a la hora de elegir el nuevo coche el conductor no considera vital que sea el último modelo, una opción muy recomendable es decantarse por las últimas unidades del vehículo que ha sido sometido a un ‘restyling’ o lo va a recibir dentro de poco. Será un coche menos moderno y avanzado, pero igualmente seguro y, además, con ahorro incluido. Otra posibilidad pasa por comprar los coches que el fabricante tiene en stock o exposición aunque en este caso no se podrá elegir motorización, equipamiento o color, entre otros.

Las ventajas de la financiación

El desembolso que supone la compra de un coche nuevo es considerable. Por ello, financiar esta operación es algo que se plantean muchos conductores. Algunos deciden acudir a una entidad bancaria para pedir un préstamo y otros eligen la opción que ofrecen los propios concesionarios. En este caso no sólo ofrecen descuentos mayores, también pueden regalar el primer año del seguro de Coche o las revisiones de mantenimiento que necesite durante ese periodo de tiempo determinado.

Ayudas con caducidad

Este tipo de planes públicos se suelen aprobar cada año y lo cierto es que se agotan rápidamente y con facilidad. En ese caso, contar con una herramienta que agilice el proceso es una ayuda muy útil. El comparador de coches nuevos de Rastreator.com no sólo convierte la búsqueda de un nuevo vehículo en algo sencillo y rápido, también ayuda a cada conductor a elegir el modelo perfecto en función de sus gustos y, sobre todo, de sus necesidades.