FORD Focus

2018 - Actualidad

vs

FORD Fiesta

2017 - Actualidad

FORD Focus vs FORD Fiesta

Resumen

19.725 €

Precio

15.575 €
4

Habitabilidad

4
Compacto

Estilo

Compacto

Características principales

5

Puertas

3
5

Plazas

5
Tracción delantera

Tracción

Tracción delantera

Características técnicas

437,8 cm

Largo

404,0 cm
182,5 cm

Ancho

173,5 cm
145,2 cm

Alto

147,6 cm
1.201 kg

Peso en vacío

1.091 kg
375 l

Maletero

276 l

Motor y prestaciones

999 cm³

Cilindrada

1.084 cm³
100 CV

Potencia

70 CV
170 Nm

Par máximo

110 Nm
0 km/h

Velocidad punta

160 km/h
12,5 s (0-100 km/h)

Aceleración

14,9 s (0-100 km/h)

Emisiones y consumo

00332065

Homologación

00332065
107 g/km

Emisiones CO2

115 g/km
5,7 l/100 km

Consumo Urbano

6,1 l/100 km
3,9 l/100 km

Consumo Extraurbano

3,9 l/100 km
4,6 l/100 km

Consumo Combinado

4,7 l/100 km

Ford Fiesta vs Ford Focus

Un compacto frente a un utilitario. Un coche del segmento C ante uno del B. El Ford Focus contra el Fiesta. A priori, puede parecer un enfrentamiento sin demasiado sentido teniendo en cuenta que son dos modelos que no están al mismo nivel, pero son muchos los que al analizar la compra del segundo se plantean subir un peldaño más. Lo cierto es que el Fiesta se antoja como una de las opciones más divertidas y tecnológicas de su segmento. El Focus, por su parte, se presenta como una experiencia emocionante e innovadora que tiene opciones para todos los gustos y, sobre todo, para todos los bolsillos. Los hemos comparado para analizar en qué se parecen, en qué se diferencian y dónde gana cada uno.

Comparativa Focus Fiesta

Exterior

Diseño

Cuando te pones, por primera vez, frente al Ford Focus no tienes dudas sobre el coche que es. Se podrían quitar todos los distintivos que aluden a la marca y al modelo y seguiría siendo reconocible. Y a pesar de ello, los norteamericanos han intentando crear un coche nuevo y, en parte, lo han logrado. No en vano, el Focus ha sido el primero en estrenar la plataforma C2, una estructura que le da más amplitud interior y una imagen con mayor empaque.

Así las cosas, el compacto de Ford presume de un chasis bien ajustado y mejor equilibrado que combina confort y comportamiento a la perfección. A estas cualidades se unen características, como la modernidad y el dinamismo, curvas y matices que, sin embargo, no consiguen convertir al Focus en algo especial.

En cambio, el primer vistazo del Ford Fiesta no ofrece demasiadas novedades ya que la marca norteamericana ha optado por no desviarse del camino marcado hasta el momento. ¿Cómo? Desarrollando lo que ya tenían, pero no cambiándolo. Teniendo esto en cuenta, el conductor se va a topar con un coche en el que el diseño es algo más horizontal y atractivo, con líneas suavizadas y unos rasgos más elaborados. Es decir, un Fiesta conservador.

Comparativa Focus Fiesta

Carrocerías y versiones

Uno de los rasgos en los que el Focus y el Fiesta presentan semejanzas es en la oferta que tienen disponible en cuanto a versiones. Ambos comparten el objetivo de la marca norteamericana que pasa por dar al cliente la oportunidad de elegir el producto más adecuado a sus gustos y necesidades. En este sentido, la gama del compacto se compone de los siguientes acabados y versiones a los que se podría unir, posiblemente, la RS:

  • Trend
  • Titanium
  • ST-Line y ST: la primera es de corte deportivo y la segunda, verdaderamente deportiva
  • Vignale: línea elegante, lujosa y bien equipada
  • Active: versión crossover

En el caso del Fiesta, se repiten las mismas opciones (Trend, Titanium, ST-Line, Vignale y Active) aunque cabe destacar que los dos últimos son inéditos.

En cuanto a las carrocerías, el Focus tendrá una de cinco puertas, una de cuatro que sólo se comercializará en algunos mercados y una familiar. El Fiesta, sin embargo, es un ‘rara avis’, ya que tendrá una versión de cinco puertas y, además, mantendrá la de tres.

Comparativa Focus Fiesta

Tamaño

Obviamente, la batalla de las medidas tiene un claro ganador: el Focus. No sólo es un compacto frente a un utilitario, también pertenece a un segmento (el C) en el que los coches tienen un tamaño superior al normal en el B, el del Fiesta. Eso sí, conviene destacar que éste, por primera vez en la historia, supera los cuatro metros de largo.

Ford Focus (metros)
Ford Fiesta (metros)
Largo
4,37
4,06
Ancho (con retrovisores)
2,01
1,94
Alto
1,45
1,49
Maletero (litros)
375
311

Interior

El habitáculo

Hechas las presentaciones del exterior, es hora de entrar dentro del Focus y del Fiesta. En el caso del compacto, el conductor y sus acompañantes se van a encontrar con un habitáculo más amplio. Ford ha mejorado (y mucho) su habitabilidad centrándose, especialmente, en la parte de atrás. No en vano, las personas que ocupen esos lugares tendrán espacio longitudinal, anchura y altura de sobra. Incluso cuando sean tres.

En el caso del utilitario, la amplitud no es tanta aunque esto no quiere decir que el viaje se antoje incómodo. Bien es cierto que las plazas traseras no son demasiado anchas, pero permiten viajar con un espacio correcto para las piernas y la cabeza. Además, conviene tener presente que Ford ha modernizado el interior del Fiesta dándole otro aspecto e incrementando el nivel de calidad.

Comparativa Focus Fiesta

Acabados

Ford ha dotado al Focus de muchos matices técnicos y estéticos cuya misión no es otra que diferenciar las variadas personalidades que tiene. Algo que, además, le convierte en un coche muy equipado con múltiples opciones de personalización. El problema es que a pesar de este esfuerzo por parte de Ford, el Focus sigue resultando algo insulso, quizás demasiado común y poco singular. Eso sí, su nivel de materiales y acabados es más que correcto y rara vez el conductor encontrará defectos, desajustes o crujidos en el ensamblaje.

El Fiesta, por el contrario, se presenta como un coche con un habitáculo moderno, muy personalizable y, cada vez, más moderno. En cuanto a la comodidad, ésta es una característica que se percibe especialmente en los asientos. La sensación que transmite es la de un vehículo más atractivo y más limpio que el Focus. Comparte el nivel de acabados, pero lo cierto es que hay algunos materiales, como los plásticos duros, que no terminan de ser agradables.

Comparativa Focus Fiesta

Conectividad

Analizando los detalles del interior del Focus, es inevitable pararse en el salpicadero y en el puesto de conducción. O lo que es lo mismo: los lugares en los que se centra la conectividad. El conductor tendrá a su disposición una instrumentación totalmente digital y nueva que se complementará con un ‘head-up display’, una pantalla que surge ante sus ojos y proyecta información de ayuda al volante. Por otro lado, el Focus cuenta, entre otras cosas, con un sistema de sonido B&O Play, cargador inalámbrico y una pantalla de 8’’ que domina el salpicadero y lleva integrado el sistema de entretenimiento y navegación SYNC3.

Sin embargo, donde más destaca el salto tecnológico es en el Fiesta. Igual que sucede con su hermano mayor, cuenta con nuevas y variadas opciones de equipamiento y con cambios en la consola central. También dispone de una gran pantalla integrada en el salpicadero, que puede ser de hasta 8’’ y desde la que el conductor podrá manejar el nuevo sistema multimedia y controlar el sistema SYNC3.

Comparativa Focus Fiesta

Seguridad

¿Cuál es el nivel de seguridad de uno y otro? Tanto el Focus como el Fiesta han obtenido la mayor puntuación posible en las pruebas de la EuroNCAP: cinco estrellas. Con esto presente, se hace necesario un repaso a los sistemas que integran los dos modelos.

En el caso del primero, se trata de un coche muy completo en el aspecto de la seguridad. El conductor podrá hacer uso del control de velocidad de crucero adaptativo, con parada y arranque automáticos, del reconocimiento de señales y límites de velocidad o de la función de autocentrado, entre otros. A esto hay que sumar el sistema de frenada de emergencia con ayuda para la maniobra evasiva o el aparcamiento automático Active Park Assist 2.

En este sentido, el Fiesta no se queda atrás aunque esté en un peldaño inferior. Dentro de este utilitario, el conductor podrá contar con ayudas como el control de crucero activo, detección de peatones, avisador de ángulo muerto o la alerta por tráfico cruzado, entre otras. A esto Ford suma un completo sistema de airbags que, incluso, protegen las rodillas en la parte delantera, o la posibilidad de monitorizar el entorno y escanear la carretera en los siguientes 130 metros con un par de cámaras, tres radares y hasta 12 sensores.

Mención aparte se merece el Ford Active City Stop y My-Key. El primero frena automáticamente a velocidades inferiores a 30 km/h para evitar choques en ciudad y el segundo es un control parental con límite de velocidad y otras restricciones.

Comparativa Focus Fiesta

Motor

El Focus cuenta con una oferta de motores para todos los gustos, que está basada en los combustibles tradicionales: gasolina y diésel.

  • Gasolina: 1.0 EcoBoost (85, 100 y 125 CV) | 1.5 EcoBoost (150 y 182 CV)
  • Diésel: 1.5 EcoBlue (95 y 120 CV) | 2.0 EcoBlue (150 CV)
  • Cambio: automático de ocho relaciones
  • Tracción: delantera
  • Consumo urbano: 5,7 l/100 km
  • Consumo extraurbano: 3,9 l/100 km
  • Consumo mixto: 4,6 l/100 km
Comparativa Focus Fiesta

El Fiesta tiene motores nuevos y como el Focus, la oferta se limita a dos opciones: gasolina y diésel.

  • Gasolina: 1.1 Ti-VCT (70 y 85 CV) | 1.0 EcoBoost
  • Diésel: 1.5 TDCi (85 y 120 CV)
  • Cambio: manual de cinco o seis marchas y automático de seis velocidades
  • Tracción: delantera
  • Consumo urbano: 6,1 l/100 km
  • Consumo extraurbano: 3,9 l/100 km
  • Consumo mixto: 4,7 l/100 km
Comparativa Focus Fiesta

Al volante

Cuando el conductor pasa a la acción en el Ford Focus se va a encontrar un coche con muy buen comportamiento, cómodo, agradable y silencioso… con el que, todo sea dicho, no llamará la atención. Este compacto tiene la respuesta adecuada para cada escenario en el que se mueva debido a varias razones. Una de ellas es la dirección: suave, directa, comunicativa y fácil de llevar. La marca norteamericana ha sabido encontrar el punto medio en el que todos los factores confluyen perfectamente.

Otro de los motivos es el satisfactorio tacto del cambio y de los pedales sin olvidar la suspensión. Merece la pena pararse en ella porque si hay una palabra que la define es equilibrio. Ford ha conseguido firmeza en las curvas y un correcto filtrado cuando la carretera no tiene su mejor versión gracias a un sistema de amortiguación que lee su estado. De esta forma, protege la parte mecánica e impide que el confort interior se vea afectado.

Comparativa Focus Fiesta

Arrancar el Ford Fiesta implica poner en marcha un coche divertido de manejar, algo que debe agradecer a la buena puesta a punto del chasis. Como consecuencia de ello, el conductor estará al frente de un utilitario que es tan cómodo como efectivo y con una agilidad que abre las puertas a una conducción alegre que llega sin necesidad de llevarlo al límite.

Esta carta de presentación se complementa con un mejorado aislamiento interior y un correcto comportamiento dinámico. Esto se debe a varios factores como, por ejemplo, una dirección ligera, precisa, directa y agradable, o una caja de cambios con buen tacto en la que los recorridos no son largos y, además, están bien guiados.

El precio

Para terminar el repaso de estos dos coches, toca comparar sus precios. Teniendo en cuenta los datos de nuestro comparador sobre los modelos de acceso, el Ford Focus arrancaría en 19.575 euros y el Fiesta lo haría en 15.145. La diferencia es obvia, pero no podemos olvidar que se trata de vehículos situados en diferentes segmentos y, por lo tanto, están enfocados a necesidades diferentes. Teniendo esto claro, lo cierto es que tanto uno como otro se antojan como opciones recomendables ante sus rivales reales. Si la elección se limita a ellos dos, el conductor debe tener claro que todo lo que le ofrezca el Fiesta lo encontrará en el Focus, pero con un nivel superior y en mayores cantidades.