Cómo

Cómo preparar el coche y la moto para el desconfinamiento

Comprueba el estado del coche

Lo primero que hay que comprobar es el estado y nivel de los líquidos del coche y revisar el suelo debajo del vehículo por si se hubiese producido alguna fuga. Si todo está en orden, hay que proceder a arrancar el automóvil y chequear que todo funciona correctamente con el motor encendido. Uno de los elementos que se deteriora con mayor facilidad durante periodos de inactividad es la batería, por lo que si se presenta alguna dificultad al encender el motor puede que se haya descargado y sea conveniente ir al taller a revisarla.

Si no hay problemas al arrancar, el siguiente paso será dejar el coche encendido y parado durante unos minutos para que los elementos del vehículo se vayan reactivando tras el largo reposo y los líquidos vuelvan a fluir por todo el mecanismo. Mientras, se puede ir comprobando el estado de los diversos elementos electrónicos del automóvil como las luces, los limpiaparabrisas o los elevalunas, y prestar atención por si el motor hiciese algún ruido extraño. Asimismo, hay que cerciorarse de que las pastillas de freno no se han deteriorado o pegado, para lo cual es necesario empezar a circular a poca velocidad y comprobar que el coche se detiene correctamente al pisar el pedal de freno.

También es fundamental revisar los neumáticos antes de comenzar a circular, ya que por la inactividad se pueden haber vaciado o deformado, lo que puede provocar que reviente la rueda. Así, antes de realizar cualquier desplazamiento hay que llenar las gomas hasta que alcancen la presión adecuada y comprobar que las cubiertas no se han agrietado. Si los neumáticos se han deformado por la falta de actividad, al conducir se percibirá una ligera vibración que debería ir desapareciendo con el uso, puesto que al rodar tendrían que volver a su forma original. De no ser así, es recomendable acudir al taller para que los revisen.

Revisa la ITV, el permiso de circulación y el seguro

Otro aspecto que hay que tener en cuenta al preparar el coche para la desescalada es el de los distintos permisos y tramites. Las especiales circunstancias en las que se ha visto sumida España han llevado a la Administración a conceder una prórroga de 60 días para la renovación del permiso de circulación y de 30 días para pasar la ITV a partir del momento en que se retome la normalidad. Eso sí, siempre que el plazo para realizar estos trámites venciese dentro de las fechas en las que ha estado vigente el estado de alarma.

Por eso, antes de circular, debes asegurarte de que tienes todos los papeles en regla o  que puedes acogerte a las prórrogas. Asimismo, comprueba que el seguro sigue vigente y, de no ser así, recuerda que se pueden renovar por vía telefónica o telemática.

Mantén siempre la higiene dentro del coche

Antes de iniciar la circulación también deberías lavar el coche, en especial si ha estado estacionado en la calle, debido a los peligros de contagio propios de la pandemia de coronavirus. En cuando al interior del vehículo, conviene desinfectarlo antes y después de cada uso, sobre todo si el automóvil es usado por personas distintas.

Cómo preparar la moto para el desconfinamiento

Los preparativos para circular con una moto durante la fase de desconfinamiento son parecidos a los que se deben realizar con un coche: comprobar líquidos, neumáticos, batería y papeles, así como dejarla arrancada en ralentí durante unos minutos para que los líquidos fluyan y los componentes empiecen a funcionar poco a poco.

Además, con las motocicletas también se recomienda asegurar el correcto engrasado de la cadena de transmisión y de los componentes móviles que se han podido secar durante el tiempo de reposo. De la misma forma, debes revisar que nada se haya oxidado, puesto que esto podría hacer que las piezas se peguen y no funcionen como deberían.