Cómo

Pasar la ITV durante la pandemia

18 Sep 2020

Cómo

Redacción Rastreator

La pandemia de coronavirus ha traído cambios a casi cualquier aspecto de nuestras vidas, y los aspectos referentes a tu vehículo no iban a ser menos. La compra de un coche está cambiando y la revisión de la ITV no ha sido una excepción. Desde que la inspección técnica de vehículos retomó su actividad el 24 de mayo, después de estar más de dos meses suspendida, todas las estaciones han implementado una serie de medidas sanitarias para poder evaluar la condición de los automóviles con el menor riesgo de contagio posible.

Cita previa

Lo primero que debes saber si tienes que pasar la ITV durante estos meses es que no podrás acudir a las estaciones de inspección sin cita previa, la cual se puede solicitar tanto en la página web de la ITV como por teléfono. Además, como en muchos otros trámites que implican interacción con desconocidos, el uso de la mascarilla será obligatorio y sólo podrá acudir un ocupante por vehículo.

Menor contacto

De acuerdo con los nuevos protocolos sanitarios, los técnicos de la ITV no pueden entrar dentro del automóvil, por lo que solicitarán al conductor que realice algunas acciones para comprobar el estado del coche, como encender y apagar el motor, activar el cuadro de instrumentos o presionar los pedales. Del mismo modo, se intentará que la persona que maneja el vehículo abandone su interior lo menos posible, motivo por el que los revisores le llevarán la documentación cuando finalice la inspección para que no se pase por las oficinas.

Estas limitaciones, impuestas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, impedirán la realización de algunas pruebas de emisiones, como las de los coches de diésel, que quedan temporalmente eliminadas en turismos y furgonetas de hasta 3.500 kilos. En el caso de los vehículos de gasolina, el inspector tratará de realizarlas de forma física y, de no ser posible, será el conductor el que deba conectar el dispositivo de lectura.

Ampliación del plazo para pasar la ITV

Durante la cuarentena obligatoria, las autoridades informaron de que se concedía una moratoria para pasar la ITV a todas las personas que tuviesen que revisar sus vehículos mientras durase el estado de alarma. Así, el Gobierno emitió una orden por la que se daba un tiempo adicional de 30 días más dos semanas por cada semana transcurrida desde el 14 de marzo, fecha de inicio de las restricciones. Estas prórrogas empezaron a funcionar el 24 de mayo, día en el que se permitió la vuelta a la actividad de las estaciones de la ITV. Las ampliaciones quedarían así:

Fecha de revisión original Moratoria desde el 24 de mayo
14 a 20 de marzo 45 días
21 a 27 de marzo 60 días
28 de marzo a 3 de abril 75 días
4 al 10 de abril 90 días
11 al 17 de abril 105 días
18 al 24 de abril 120 días
25 de abril al 1 de mayo 135 días
2 al 8 de mayo 150 días
9 al 15 de mayo 165 días
16 al 22 de mayo 180 días
23 al 29 de mayo 195 días
30 de mayo al 5 de junio 210 días
5 de junio al 7 de junio 225 días
8 de junio al 14 de junio 240 días
15 de junio al 21 de junio 255 días

 

Sin embargo, los conductores deben tener en cuenta que esta moratoria no afecta a la fecha de su próxima revisión, es decir, que la ITV caducará uno o dos años -en función de la antigüedad del vehículo- a partir de la fecha original de la inspección. Aunque hay una excepción. En el caso de que el revisor emita una valoración negativa y se tenga que volver a pasar la ITV, la fecha de vencimiento de ésta sí será de uno o dos años a partir de la segunda inspección.

Además, aquellos que tuvieran que pasar la ITV justo después del confinamiento, entre el 21 de junio y el 31 de agosto, tendrán tres meses de prórroga para hacerlo.