Cómo

Cómo elegir el coche de combustible alternativo adecuado

24 Mar 2020

Cómo

Redacción Rastreator

El mercado automovilístico cuenta cada vez con una mayor oferta de vehículos de combustibles alternativos. Y es que parece que las casas de coches están empezando a asumir que el futuro automovilístico va a ser muy diferente de lo que estamos acostumbrados hasta ahora.

Es debido a esto que la clásica elección entre gasolina y diésel se ha vuelto bastante más compleja con el desembarco de tecnologías de propulsión a gas, híbridas o 100% eléctricas. A la hora de comprar un vehículo de alguna de estas energías alternativas tendrás que valorar el tipo de desplazamientos que sueles hacer, el lugar en el que vivas y el presupuesto que manejes. De esta forma, podrás encontrar el coche ecológico que más se adapte a tus necesidades y tu entorno. En Rastreator te contamos cómo elegir el coche de combustible alternativo adecuado para ti.

¿Para qué utilizas el coche habitualmente?

El factor más importante que debes tener en cuenta al decantarte por un vehículo de combustible alternativo u otro es el tipo de desplazamiento que realizas habitualmente. Si es básicamente urbano, los coches eléctricos son la mejor alternativa porque consumen poco y no tienen emisiones, por lo que podrás circular por cualquier punto de la ciudad sin problemas. Además, los más asequibles aún no tienen demasiada autonomía, por lo que pensar en un vehículo de batería para viajes interurbanos frecuentes es una mala idea.

Si, por el contrario, tus desplazamientos por carretera son constantes, es mucho más recomendable pensar en híbridos o coches de gas. Todos ellos tienen un depósito de gasolina que funciona cuando la electricidad o el gas se ha agotado, lo que te asegura una gran autonomía en carretera y te brinda la posibilidad de usar los combustibles alternativos para desplazamientos más cortos. Y lo mismo ocurre si combinas en tu día a día recorridos urbanos e interurbanos, ya que los automóviles de gas y los híbridos de batería te permitirán usar el combustible más indicado para cada desplazamiento cuando quieras.

¿Cuál es tu presupuesto?

Otro factor importante es el presupuesto que manejes, tanto para la compra del vehículo como para el gasto cotidiano en combustible. Los coches 100% eléctricos son aún algo más caros que los de gas o híbridos, aunque su gasto de repostaje será menor. Por su parte, los híbridos o los que combinan gasolina con gas licuado o gas natural suelen tener un coste de compra inferior, pero el repostaje será más caro.

coche-eléctrico

¿En qué ciudad vives?

El lugar en el que vivas también es una variable que tener en cuenta. Más allá de la etiqueta ECO necesaria para circular por el centro de determinadas ciudades, y que estos coches suelen tener en su mayoría, lo principal es que averigües si en tu ciudad o pueblo hay estaciones de repostaje de gas o electricidad. Porque la red de ‘gasineras’ y de recarga de baterías en España es aún corta e irregular -suelen tener más presencia en grandes ciudades- y si no puedes reponer tu combustible alternativo cerca de casa, del trabajo o en algún punto de paso habitual, las ventajas de estos vehículos se reducen considerablemente.

¿Qué tipo de coche necesitas?

Por último, hay que valorar tu estilo de vida y el tipo de vehículo que quieras asociar a tu día a día. Si quieres un coche compacto, para desplazamientos urbanos cómodos y con pocos pasajeros, los coches eléctricos son la mejor alternativa, especialmente desde este 2020, ya que son varias las marcas que han sacado al mercado varios modelos de batería muy asequibles.

Sin embargo, si necesitas un vehículo de dimensiones mayores para transportar a toda la familia, la mejor opción es un coche de gas o un híbrido enchufable. Porque cuanto mayor es el automóvil y el peso que ha de transportar, más potencia necesitará el motor, y los eléctricos con muchos caballos tienen todavía precios bastante elevados para el bolsillo medio.