Cómo

¿Qué aspectos tener en cuenta al comprar una autocaravana?

25 Ago 2020

Cómo

Redacción Rastreator

El verano de 2020 ha tenido un protagonista indiscutible en la carretera: las autocaravanas. Y es que durante el mes de julio la venta de estos vehículos en España alcanzó sus máximos mensuales históricos con 1.525 nuevas matriculaciones, según los datos de la Asociación de la Industria y el Comercio de Caravaning (ASEICAR).

Muchas familias españolas están optando por este automóvil para pasar unas vacaciones seguras, con todas las ventajas de viajar sin prácticamente salir de casa. Sin embargo, las autocaravanas son vehículos complejos, en los que son tan importantes los aspectos técnicos como la distribución o el equipamiento del espacio habitable. Por eso, en Rastreator hemos elaborado una guía para que compres la caravana que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Qué tipos de autocaravanas existen?

Antes de pensar en adquirir un vehículo de estas características, es importante que conozcas qué tipos de autocaravanas existen para elegir la que más se adapte a tus necesidades y, sobre todo, al tipo de viaje que quieras realizar con ella.

Tipos de autocaravanas:

¿Qué presupuesto tienes y con cuántas personas viajarás habitualmente?

Los dos primeros aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de pensar en comprar una autocaravana son el número de personas que la van a usar y el presupuesto que se maneja. Las caravanas son vehículos caros, pero existe una amplia gama de precios, desde las perfiladas más asequibles que se pueden encontrar por unos 35.000 euros hasta las integrales más sofisticadas que superan ampliamente los 100.000 euros.

Por lo general, las perfiladas tienen dos plazas, así que son las más indicadas para una pareja sin hijos. En cambio, para un matrimonio con dos o más niños sería necesaria una capuchina o una integral. El número de plazas es un aspecto muy importante a tener en cuenta, no sólo por las camas disponibles, sino por los asientos homologados para el transporte. Ya que cada uno de ellos tiene que estar equipado de sus cinturones correspondientes y estar anclados al chasis. Si alguno de los pasajeros viaja en la parte trasera de la caravana sin las oportunas medidas de seguridad en asientos no homologados, el conductor puede incurrir en importantes multas.

¿Qué tipo de viaje quieres hacer con la autocaravana?

Por otra parte, hay que pensar en el tipo de viajes y el estilo de vida que se quiere llevar en ellas. Quienes prefieran un vehículo manejable y no estén tan preocupados por el confort pueden optar por una perfilada, mientras que aquellos que deseen unas vacaciones con todas las comodidades posibles deben pensar en una integral.

Asimismo, si se va a viajar a zonas cálidas se debe comprobar que el aire acondicionado de la parte trasera tiene la suficiente potencia y si, por el contrario, se va a ir a zonas frías de forma habitual, es recomendable tener un sistema de calefacción estática conectado al depósito de combustible o de gas. También es aconsejable tener una cocina de butano, ya que las vitrocerámicas adaptadas a las autocaravanas son caras y consumen mucha electricidad.

En cuanto a la energía, es una buena idea tener una segunda batería disociada de la del motor para todos los electrodomésticos, para no comprometer la movilidad del vehículo en ningún momento.

Por último, hay que prever el tipo de destinos que se van a elegir con mayor frecuencia para escoger un motor adecuado. Si la autocaravana se va a usar para ir habitualmente a la costa, zona que suele ser llana, no se necesitará tanta potencia como en el caso de que se utilice para escapadas a la montaña, donde el desnivel hará necesario equipar un motor con más caballos. Una buena elección en el apartado técnico es la incorporación de un sistema de gatos hidráulicos o eléctricos para nivelar la caravana sin recurrir a calzas.