Rastreator

¿No lo tienes claro? Ver todos

Coches

¿Quiéres comparar y ahorrar en otros productos y servicios con Rastreator?

Ir a Rastreator.com
Actualidad

¿Cómo te afecta la nueva normativa de emisiones Euro 6c?

17 Ago 2018

Actualidad

Elena Sanz

En septiembre de 2018, la nueva normativa de emisiones Euro 6c entra en una nueva fase y, a partir de ese momento, empezará a afectar también a los coches de nueva matriculación. ¿Sabes cómo te va a influir y, sobre todo, cuánto te va a costar?

La preocupación por las emisiones contaminantes que proceden de los coches crece igual que lo hace la lucha contra ellas y su regulación. Tanto es así que en el mundo de la automoción cada mercado estableció sus propias normas para establecer una serie de límites. En Europa se implantaron las Euro, que nacieron allá por 1993, siendo la primera de ellas bautizada con un número que deja poco lugar a las sorpresas: 1.

Desde aquel momento y con el paso del tiempo, las normativas se han ido endureciendo con nuevas leyes o con severas revisiones, marcadas con una letra que acompaña al número. El objetivo no es otro que conseguir que todos los vehículos nuevos que se venden en el mercado sean lo más limpios y respetuosos posible con el medio ambiente. Para ello, no deben rebasar los límites establecidos por la norma vigente en el momento de su venta.

A día de hoy impera la Euro 6c, que se ha activado en dos plazos: septiembre de 2017 y 2018. No será la última puesto que ya se ha anunciado que en un par de años llegará la Euro 6d. Si estás pensando en comprar un coche nuevo, esta información puede resultar clave en el proceso.

¿Qué coches podrán circular por el centro de Madrid a partir de noviembre 2018?

Las normas Euro

Las normas Euro cuentan con cinco marcadores que evalúan las emisiones de los coches: monóxido de carbono (CO), hidrocarburos (HC), hidrocarburos con óxidos de nitrógeno (HC+NOx), óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas sólidas (PM).

La norma Euro 6c: del NEDC al WLTP

La normativa Euro 6c se activó en septiembre de 2017 para los vehículos de nueva homologación. Un año después, en septiembre de 2018, esta ley se aplicará también a los coches de nueva matriculación. A partir de este momento, todos deberán tener el certificado del Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedures (WLTP) y no del New European Driving Cycle (NEDC). De esta forma, se modifica el método y las condiciones de las pruebas para que se parezcan más a un uso real del coche.

Se trata de una homologación que afectará a cualquier fabricante y que será mucho más exigente con las emisiones: establece el máximo en 80 mg/km y sobre esta cifra se aplicará un margen del 50% hasta 2020, año en el que desaparecerá. Como consecuencia, los coches tendrán que contar con sistemas de limpieza de escape más complejos y sofisticados, pero también más caros. Algo que afecta a los motores de gasolina y, especialmente, a los diésel.

¿Qué coches podrán circular por el centro de Madrid a partir de noviembre 2018?

El ciclo WLTP

¿A qué se refieren cuando hablan del WLTP? Es una prueba, diseñada y desarrollada por la Unión Europea, que incluye datos reales de conducción a nivel global para representar los perfiles de conducción de una forma lo más fiel posible. El WLTP busca convertirse en una norma de homologación global para que los valores de consumo y emisiones de CO2 puedan ser comparables en todo el mundo.

A diferencia del NEDC, la prueba se dividirá en cuatro partes hechas a diferentes velocidades medias: baja, media, alta y muy alta. En cada una de ellas hay varias fases que se hacen con diferentes grados de frecuencia e intensidad: conducción, paradas, aceleraciones y frenado. Finalmente, cada coche se adaptará para testar con la versión más ligera y con la más pesada.

Igual que ocurría con el NEDC, los test del WLTP también se harán en un laboratorio aunque con diferencias: el coche estará menos tiempo parado, circulará a velocidades más altas y a maniobras más bruscas a la hora de acelerar y frenar. No es el único punto que ha sido modificado:

Las pruebas de emisiones: del NEDC al WLTP

La consecuencia para el conductor: coches más caros

Teniendo en cuenta que las pruebas que lleva a cabo el WLTP son mucho más reales que las del NEDC, las cifras de consumos y emisiones van a cambiar y serán más altas. No en vano, hasta ahora el consumo de un coche era, de media, un 30% superior a lo que figura en la ficha técnica.

Por lo tanto, marcas y fabricantes se encuentran con un nuevo escenario en el que deben decidir si introducen mejoras en sus coches para bajar sus números. En caso de que apuesten por ello, esta nueva tecnología tendrá un coste que repercutirá en el precio final de los vehículos. En el caso contrario, el usuario final también sufrirá un encarecimiento porque el cambio en cifra de las emisiones repercutirá en el impuesto de matriculación.

Esta tasa la gestionan las Comunidades Autónomas, pero es Hacienda la que fija los diferentes tramos de emisiones para determinar la cantidad final. Cuantas más emisiones de CO2 tenga un coche, más alto será el impuesto de matriculación que deba pagar:

Por lo tanto, aquellos vehículos que se sitúen cerca del límite que diferencia un rango de otro, probablemente, cambien de tramo fiscal y salten a un nivel superior. La consecuencia evidente es que tendrán que pagar un impuesto de matriculación superior y el coche que se compren, será más caro.

Si cogemos como ejemplo la versión de acceso del SEAT León, el modelo más vendido en España, las emisiones para un consumo combinado son de 114 y no debería abonar la citada tasa. Al estar cerca del límite, con la nueva homologación puede saltar de tramo y al precio (20.430 euros) habría que sumar un 4,75%, es decir, 970 euros. De esta manera, el León pasaría a costar 21.400 euros.

Las pruebas de emisiones: del NEDC al WLTP

Euro 6d: lo que está por llegar

A partir de 2020 llegará la norma Euro 6d cuyo contenido aún no es definitivo, pero ya se conocen algunos de los aspectos que regulará y, sobre todo, limitará. No en vano, todo apunta a que uno de sus objetivos pasa por igualar las emisiones de los motores de combustión (diésel y gasolina) a las de los eléctricos y para ello, parece que establecerá el tope de emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) en carretera en 120 mg/km, teniendo en cuenta que el actual es de 168.

Así las cosas, el paso del tiempo hará que los vehículos homologados por la norma Euro 6 (C y D incluidas) se impongan a los que están respaldados por normativas anteriores como la 4 y la 5. De esta manera, se espera escribir el punto final de los protocolos anticontaminación que, en alguna ocasión, se han activado en ciudades como Madrid. Se trata de una previsión basada en cálculos que proceden de Alemania. Allí han estimado que con esta norma, las emisiones de óxido de nitrógeno pasarán de 160.000 toneladas en 2015 a 25.000 en 2030.

¿Favorecerá, entonces, a los vehículos de cero emisiones? Parece que no. Los parámetros de la norma Euro 6d serán estrictos de forma igualitaria y, por lo tanto, los eléctricos también tendrán que optimizar su diseño. No en vano, ya hemos visto que algunas de las partículas proceden del desgaste de neumáticos y de las pastillas de freno.

Comparar coches

A la hora de decidirse por un coche o por otro, escoger el perfecto para cada conductor es complicado. Por ello, contar con una herramienta que agilice el proceso es una ayuda muy útil. El comparador de coches nuevos de Rastreator.com no sólo convierte la búsqueda de un nuevo vehículo en algo sencillo y rápido, también ayuda a cada conductor a elegir el coche perfecto en función de sus gustos y necesidades.