Rastreator

¿No lo tienes claro? Ver todos

Coches

¿Quiéres comparar y ahorrar en otros productos y servicios con Rastreator?

Ir a Rastreator.com
Actualidad

Madrid Central: problemas para los hoteles y un mercado negro de invitaciones

19 Mar 2019

Actualidad

Elena Sanz

Mientras el Ayuntamiento no ha incluido a los turistas que se alojan en los hoteles de Madrid Central como una excepción de las normas que impiden circular y aparcar en Madrid Central, un mercado negro de invitaciones y empadronamientos recorre las calles de la capital de España.

Antes de que llegase, Madrid Central ya se ganó un bueno número de críticas a favor y en contra. Cuatro meses después de su puesta en marcha y con el sistema de multas activo desde el 16 de marzo, esa avalancha de partidarios y detractores no ha parado de crecer. En el primer bando nos podríamos encontrar a los residentes en Madrid Central debido al mercado negro que ha surgido con la venta de invitaciones diarias y el ofrecimiento de empadronamientos. En el segundo están, sin duda alguna, los hoteles ya que el Ayuntamiento no considera a sus huéspedes exenciones para el acceso y circulación. Si estás pensando en viajar a la capital de España próximamente o trabajas dentro de Madrid Central y vives más allá de sus límites, sigue leyendo porque esto te interesa.

Turistas con coche: bienvenidos a Madrid… o no

Madrid Central no ha contemplado la presencia de los hoteles entre sus excepciones, tal y como se desprende de sus Criterios de Acceso y Autorizaciones del Ayuntamiento de Madrid. En uno de sus apartados recoge la distinción que afecta a los comercios: éstos tienen que darse de alta en el sistema, que les mandará un código de identificación para tramitar permisos individuales. Eso sí, sólo podrán con diez de estas autorizaciones y sólo duran un día: desde las 00:00 hasta las 23:59.

¿Qué ocurre entonces con los establecimientos hoteleros? Hasta que no se cierren las negociaciones con el Ayuntamiento, hay tres supuestos: aquellos alojamientos que tienen aparcamiento, los que no tienen y han firmado un acuerdo con un parking cercano y los que no disponen de este servicio. Efectivamente, éstos últimos son los protagonistas de la tramitación con el consistorio.

Hoteles con parking

Este es el supuesto más sencillo para todas las partes. El viajero llega al establecimiento con su coche y puede aparcarlo en el propio parking pagando la tarifa estipulada. A partir de ese momento y durante el tiempo que dure su reserva, podrá entrar y salir del alojamiento y de Madrid Central libremente sin ser multado.

Hoteles sin parking, pero con un acuerdo

Con el cierre del centro de Madrid, son muchos los hoteles que han tenido que buscarse la vida porque no disponían de un parking propio para aquellos clientes que llegan a la capital de España con su propio vehículo. Algunos de ellos se han aliado con alguno de los aparcamientos que les rodean para que los turistas puedan acceder sin trabas tanto al alojamiento como a Madrid Central. ¿Cómo? El viajero aparca en el punto donde le indica el hotel, el propio aparcamiento manda la matrícula del coche al sistema de Madrid Central y se califica como excepción. Eso sí, el turista deberá pagar la tarifa que haya fijado el parking.

Hoteles sin parking y sin acuerdo

El peor de los casos es el de aquellos hoteles que no tienen aparcamiento propio y no han podido firmar un acuerdo con un parking cercano. En este supuesto el turista tiene que buscarse la vida para encontrar un lugar donde estacionar su coche dentro del perímetro y cerca de su alojamiento, entrar a Madrid Central asumiendo que será sancionado con una multa de 90 euros (o 45 con pronto pago) o dejar su vehículo más allá de los límites establecidos.

En cualquiera de las situaciones, el turista sale perjudicado de una u otra manera y por esta razón, estos estos establecimientos hoteleros están negociando con el Ayuntamiento para dar con una solución que beneficie a todos los implicados.

Madrid Central: problemas para los hoteles y un mercado negro de invitaciones

Las negociaciones de los hoteles con el Ayuntamiento

Al hilo de lo anterior, son diversos hoteles los que se han puesto manos a la obra para gestionar con el Ayuntamiento de Madrid una serie de autorizaciones que tendrían como destino los coches de sus futuros huéspedes. Tomando como base las excepciones de los comercios, los alojamientos pretenden aumentar esos diez accesos puntuales y mensuales que sólo duran un día. Por ello, su aspiración es revisar esta cifra para que, como mínimo, la mitad de las plazas de cada hotel cuente con este permiso y entre dentro de la bolsa de excepciones de Madrid Central.

¿Y qué pasa si, a pesar de todo, me multan?

Los coches que cuentan con la pegatina B y C son los que están en el punto de mira. En el caso de los turistas que acudan a Madrid y se alojen en un hotel que tenga parking propio o mantenga un acuerdo con uno próximo, tendrán el riesgo de ser multados a pesar de entrar dentro de los coches que pueden acceder y circular libremente por el centro. Si son castigados económicamente deberán recurrir la sanción con la reserva del hotel o del parking concertado.

Existe una última posibilidad que engloba a los hoteles que no tienen ni aparcamiento ni acuerdo con uno externo. Si el turista ha dejado su vehículo en un parking público o privado por su cuenta, los pasos serán los mismos aunque en este caso, con el recibo de este establecimiento.

Madrid Central: problemas para los hoteles y un mercado negro de invitaciones

El mercado negro de Madrid Central: invitaciones y empadronamientos

Todo aquel que resida y esté empadronado en Madrid Central podrá circular por el área y, además, contará con 20 invitaciones mensuales para acceder a esta parte de la ciudad. El proceso para conseguir una de ellas es sencillo: basta con llamar al 010, acudir a cualquiera de las Oficinas de Atención al Ciudadano de Línea Madrid o ponerse en contacto con ellos a través de Twitter. Sea cual sea la vía elegida, el residente tendrá que facilitar la matrícula del coche que va a invitar y mandarle la invitación por correo electrónico. La persona que disponga de este acceso sólo tendrá que mostrárselo a la Policía.

Hasta aquí la teoría y la práctica de Madrid Central y las invitaciones de los residentes, pero como se suele decir: hecha la ley, hecha la trampa. Teniendo en cuenta que cualquier persona que viva en esta área y sea mayor de 16 años puede invitar a 20 personas al mes, podría dar acceso a aquellos que trabajen en el centro y no vivan en él. Y es ahí donde ha surgido el mercado negro de las invitaciones y de los empadronamientos: la gente ha dejado a un lado el altruismo y ve Madrid Central como una forma de beneficiarse.

Dentro de este tráfico, los pases diarios tienen, generalmente, un precio de 20 euros. Haciendo las cuentas con las invitaciones que posee cada residente, a final de mes pueden obtener un ingreso extra de 400 euros por persona. No es la única línea abierta: los empadronamientos se han convertido en otra de las líneas de negocio. Algunas de las personas que viven en Madrid Central ofrecen a aquellos que viven más allá de la zona sin límites la oportunidad de empadronarse en su domicilio a cambio de 200 euros mensuales. Aquí los ingresos se pueden disparar más que en el caso de las invitaciones ya que es posible formalizar múltiples empadronamientos en un mismo domicilio debido a la facilidad del proceso.

En un principio, el Ayuntamiento de Madrid (y en concreto el área de Medio Ambiente y Movilidad) aseguraba que todos los trámites funcionaban con normalidad y que no habían detectado nada raro como un mercado paralelo. Es más, se esforzaron por recalcar que Madrid estaba mostrando un alto grado de cumplimiento de la normativa en la fase de implantación, que duró hasta el 15 de marzo incluido, pero, finalmente, el consistorio se vio obligado a reconocer la existencia de este mercado negro. Por ello, están analizando los casos y han advertido que perseguirán a los infractores.

Madrid Central: problemas para los hoteles y un mercado negro de invitaciones

Las excepciones de Madrid Central

Como ya sabemos, Madrid Central limita el acceso a sus calles basándose en las etiquetas de la Dirección General de Tráfico (DGT), que, a su vez, cataloga los coches en función de la clasificación medioambiental que se puso en marcha en 2016.

De esta manera y dejando a un lado a los residentes porque de ellos hablaremos más tarde, aquellos vehículos con la pegatina B o C (gasolina y diésel) no pueden entrar a Madrid Central, los que tengan la ECO (híbridos y gas) podrán circular libremente (aunque sólo podrán aparcar en la Zona SER durante un período máximo de dos horas) y los Cero (eléctricos e híbridos enchufables) están autorizados a recorrer el centro y aparcar en él sin limitación alguna.

Como en toda norma, hay algunas excepciones gracias a las cuales los coches englobados dentro de los grupos B y C podrán acceder a Madrid Central como, por ejemplo, ir a un aparcamiento público o a un garaje privado, tener el taller dentro de los límites o disponer de una invitación de uno de los residentes. Además, hay algunos tramos de determinadas calles en los que está permitida la libre circulación:

Comparar para encontrar el coche perfecto

Con Madrid Central, las cosas están aún más difíciles para los compradores porque la oferta se reduce a los vehículos ECO y de cero emisiones para poder circular sin limitaciones. Elegir el coche perfecto para cada conductor es complicado y por ello, contar con una herramienta que agilice el proceso es una ayuda muy útil. El comparador de coches nuevos de Rastreator.com no sólo convierte la búsqueda de un nuevo vehículo en algo sencillo y rápido, también ayuda a cada conductor a elegir el coche perfecto en función de sus gustos, de sus necesidades y, sobre todo, del nuevo escenario de Madrid.