Rastreator

¿No lo tienes claro? Ver todos

Coches

¿Quiéres comparar y ahorrar en otros productos y servicios con Rastreator?

Ir a Rastreator.com
Actualidad

Cada conductor desperdicia 50 litros de combustible por el estado de los neumáticos

26 de junio de 2014

Los conductores españoles desperdician cada año una media de 50 litros de gasolina o gasóleo por no inflar los neumáticos de su vehículo con las presiones recomendadas por el fabricante. Así lo indica el último informe del Grupo Andrés, que además especifica que durante este verano el 75% de los turismos derrochará un 7% de su carburante por el inflado deficiente de las ruedas.

Los neumáticos y el gasto de combustible

Este gasto extra de carburante supone más de 1.000 millones de euros gastados al año “sin necesidad”, indican, ya que en España se desperdician por esta circunstancia más de 775 millones de litros de gasolina y gasóleo.

Menos inflado de neumáticos, más gasto de carburante

“El derroche innecesario de carburante es uno de los factores que debe animar a los automovilistas a comprobar el nivel de inflado de los neumáticos de modo sistemático”, indica Eduardo Salazar, director General del grupo.

Los neumáticos con presiones más bajas son, según indica el informe, derrochadores de carburantes, además de peligrosos. “No conviene exprimir la vida útil de los neumáticos hasta el límite. El gasto extra de carburante y el incremento de los riesgos de pinchazo o reventón justifican el montaje de un juego nuevo de cubiertas”, añade.

Aumenta el riesgo de reventón

Según el Grupo Andrés, el riesgo de que unos neumáticos mal inflados revienten se multiplica por 3. Los neumáticos con un inflado deficiente se deforman mucho más en cada giro, por lo que ejercen una mayor resistencia en el avance. Esto supone que el motor necesita hacer un esfuerzo mayor para desplazar el vehículo, lo que genera un desgaste prematuro en los dibujos de la banda de rodadura.

La deformación hace que la temperatura de los mismos durante el funcionamiento aumente y acelera el envejecimiento, por lo que debilita la resistencia de los neumáticos a los pinchazos y a los impactos que puede sufrir durante la conducción.

comparar neumaticos